Deportes

El Miami FC sufre su tercera caída al hilo

DIEGO SERNA (17) delantero del Miami FC, trata de eludir a dos rivales la noche sabatina del 16 de mayo del 2009, en el Lockhart Stadium en Fort Lauderdale, cuando los Blues cayeron 2-0 ante los RailHawks de Carolina. El colombiano fue expulsado del partido.
DIEGO SERNA (17) delantero del Miami FC, trata de eludir a dos rivales la noche sabatina del 16 de mayo del 2009, en el Lockhart Stadium en Fort Lauderdale, cuando los Blues cayeron 2-0 ante los RailHawks de Carolina. El colombiano fue expulsado del partido. El Nuevo Herald

Los Blues continúan de capa caída y sufrieron su tercera derrota al hilo al perder 2-0 frente a los RailHawks de Carolina, la noche del sábado en el Lockhart Stadium en Fort Lauderdale.

Luke Kreamalmeyer se convirtió en el verdugo de los blues al anotar los dos tantos de su escuadra.

El primero fue en el minuto 40, producto de un fulminante contragolpe. Luego, a los 58', el volante de los visitantes lanzó un centro y la pelota hizo un giro extraño Kuw sorprendió al arquero Pat Hanningan.

En el minuto 70 fue expulsado Diego Serna por una falta fuerte, y con un hombre menos las cosas se le complicaron a los Blues que vieron mermadas sus fuerzas para tratar de acortar distancias en el marcador.

El partido fue de ida y vuelta, muy peleado, con una intensa batalla en el mediocampo. Las acciones fueron muy parejas, y Carolina logró ponerse en ventaja gracias a su rapidez para reaccionar y sorprender a su rival.

Los ex seleccionados cubanos, el volante Pedro Faife y el delantero Reinier Alcantara no pudieron jugar anoche, debido que el derecho de transferencia no llegó.

Mañana debe estar llegando el pase que habilita a Faife y Alcantara, y ambos quedarán listos para que el entrenador del Miami FC, el brasileño Zinho, pueda utilizarlos el próximo miércoles en el encuentro en Charleston contra el Battery, en el primer partido como visitante de la temporada.

Los Blues llevan jugados cinco partidos en la presente temporada. Ganaron sus dos primeros, y luego perdieron los tres siguientes. En Charleston tendrán la oportunidad de levantar cabeza.

  Comentarios