Deportes

Los cubanos salen airosos

EL CUBANO Guillermo Rigondeaux se impone a Juan Noriego, la noche del viernes 22 de mayo del 2009 en el Fontainebleau Hotel en Miami Beach.
EL CUBANO Guillermo Rigondeaux se impone a Juan Noriego, la noche del viernes 22 de mayo del 2009 en el Fontainebleau Hotel en Miami Beach.

No hubo sorpresas. Quizás la única fue que Guillermo Rigondeaux no acabara antes a un rival desconocido.

El cubano, considerado el mejor de los boxeadores cubanos en los últimos años, logró la noche del viernes en Miami Beach su primer triunfo como profesional luego de que el árbitro Sam Burgos, detuviera el combate en el tercer asalto ante la evidente superioridad del santiaguero.

"Lo importante es que salimos con el triunfo. Eso era lo esperado'', aseguró el dos veces monarca olímpico, después de superar a Juan Noriega en la cartelera que se llevó a cabo en el Hotel Fontainebleau de Miami Beach.

Rigondeaux inició con rapidez y en menos de 20 segundos envió a la lona a Noriega, un boxeador de Arkansas que llegó con foja de 3-2.

Después el cubano se limitó a atacar con la zurda y a marcar golpe tras golpe ante un anonadado rival.

Para el tercer round, el árbitro le puso fin al combate.

"No fue tan fácil. El muchacho es un tipo joven que aguanta'', reconoció Rigondeaux sobre su rival.

Antes del debut en el boxeo profesional de Rigondeaux, otro cubano, Erislandy Lara se apuntó otro contundente triunfo sobre el boricua Edwin Vázquez.

El zurdo cubano extendió su invicto en el profesional a seis luego de que se detuviera el combate en el cuarto round después de una andanada de golpes sobre Vázquez, un veterano de 37 años y que tiene en su foja una pelea ante Zab Judah.

"Fue una buena pelea'', dijo Lara al concluir el puja.

Lara, quien sumó así su quinto nocáut, dominó desde el principio de la pelea y llegó incluso a bajar a su oponente en el segundo round.

El Nuevo Herald tenía a Lara ganando 30-26 luego de los tres primeros rounds.

Vázquez presentó poco frente a la velocidad del cubano, que no obstante reconoció la veteranía y maña de su oponente.

"A medida que voy sumando peleas se pone la cosa un poco más dura. De Vázquez me cuidé bastante'', admitió Lara.

No obstante, el cubano casi no celebra su triunfo.

Durante el primer round, un miembro de la comisión de boxeo de Florida, Tom Molloy, estuvo a punto de suspender el combate.

"Había mucha gente en la esquina, una de más de lo que permite el reglamento'', apuntó Molloy. De acuerdo a la normativa se permite un máximo tres personas en la esquina y cuando es un combate por el título son cuatro.

Mientras, el debut del hermano de Yuriokis Gamboa, Yoelvis, se retrasó debido a problemas con su contrincante, según informó Luis de Cubas, empresario de Arena Box Promotions, la compañía que organizó el cartel.

"No pasó el examen de la cabeza'', dijo De Cubas.

El rival de Gamboa, de acuerdo a la Comisión de Boxeo de Florida era Osendhad Vásquez de Puerto Rico y no cómo se dijo en la rueda de prensa del miércoles que se había anunciado a un púgil de nombre José Vásquez.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios