Deportes

Federer lamenta baja de Nadal en Wimbledon

Roger Federer lamentó el sábado la baja de Rafael Nadal en Wimbledon, donde el suizo buscará desde el lunes un histórico 15to título de Grand Slam.

Nadal se retiró el viernes del tercer major del año por problemas de tendinitis en las rodillas. El español es el primer campeón que no defenderá su corona de Wimbledon desde 2002, y apenas el segundo en los 35 últimos años.

La salida de Nadal fue la comidilla del sábado en Wimbledon, y Federer dijo que era ‘‘muy decepcionante para el torneo, y también para mí''.

"Esto es desafortunado. Siento tristeza por él, porque debió ser una decisión muy difícil'', consideró. "Me hubiera encantado jugar con él. Es mi adversario principal. Al paso de los años hemos tenido algunos encuentros maravillosos, y particularmente el del año pasado aquí que obviamente sobresale''.

Claro, el año pasado, cuando Nadal provocó el llanto de Federer al superarlo en la final de sencillos más prolongada en la historia del torneo, una prueba de talento y determinación de cuatro horas y 48 minutos que finalizó en la penumbra con 9-7 en el quinto parcial.

Federer dijo que los dos grandes antagonistas tuvieron una conversación breve el miércoles, y que Nadal lo felicitó por el título del Abierto de Francia.

"Le pregunté cómo estaba su rodilla. El expresó algo así como 'está bien'. Así que percibí que no estaba muy bien porque él es muy honesto conmigo'', indicó. "Supe que habría algo''.

Federer tenía, también, a otros jugadores en mente, como Andy Murray, de 22 años, quien ofrece a los aficionados locales un oportunidad real de tener al primer campeón británico en la canchas del All England Club desde Fred Perry en 1936.

Murray llegó el año pasado a su primera final de Grand Slam en el Abierto de Estados Unidos, y demostró el desarrollo de su versatilidad cuando alcanzó los cuartos de final en el Abierto de Francia. Luego, Murray salió el pasado fin de semana a las canchas de césped del torneo en el Queen's Club y lo ganó para convertirse en el primer campeón británico de la competencia desde 1938.

"El aumento de la tensión es un poco más estresante que en otros torneos'', señaló Murray, "pero cuando empieza, es como en todos los otros torneos de Grand Slam''.

En el orden descendente de la lista de contrincantes, Federer mencionó también al dos veces finalista en Wimbledon Andy Roddick (aunque eso fue antes de que el estadounidense saliera con un pie lastimado del Queen's Club), al subcampeón del Abierto de Australia del 2008 Jo-Wilfried Tsonga y el subcampeón del Abierto de Francia Robin Soderling, quien destrozó la racha invicta de 31 partidos de Nadal en Roland Garros.

No obstante, y sobre todo con Nadal ausente, todo va en favor de Federer, incluso personalmente.

"Creo que tengo la habilidad, que tengo el enfoque mental y tengo la experiencia ... para ganar en Wimbledon muchas veces más'', enfatizó. "Pero me gustaría ganar éste, este año''.

No obstante la decepción en 2008, Federer anhela regresar al torneo de Grand Slam en canchas de césped.

"Cuando ya estás allí, empiezas a tomar conciencia de la situación: Es como, digamos, 'muy bien, aquí vamos otra vez. Sé lo que se necesita. Animo. A disfrutar del club''', expresó Federer con una sonrisa ligera. "Me fascina ir a ese lugar, en solamente unas dos horas se siente uno casi como en casa''.

  Comentarios