Deportes

España y Sudáfrica dirimen el tercer lugar

Con la vista puesta al año próximo, España y Sudáfrica se enfrentarán el domingo en un partido por el tercer lugar de la Copa Confederaciones en el que se prevén cambios por doquier.

Ambos equipos volverán a encontrarse en el torneo, luego que en el cierre de la primera fase España venció 2-0 a Sudáfrica.

Pero España trastabilló en las semifinales con un inesperado revés 2-0 ante Estados Unidos que no sólo le costó el pase a la final. La debacle en Bloemfontein cortó la marcha récord de 15 triunfos consecutivos y frenó la marca de 35 duelos sucesivos sin perder que comparte con Brasil.

Ahora, España quiere evitar encajar dos derrotas en fila. La "Roja'' no ha tenido una mala racha desde el mes previo a su revés anterior, en noviembre del 2006.

Su delantero Fernando Torres consideró que el partido en Rustenburgo, la ciudad donde España inició el torneo con una goleada 5-0 ante Nueva Zelanda, le puede servir para corregir fallas tras un inesperado fracaso.

"Del Mundial de Alemania sacamos conclusiones muy positivas de cara a la Eurocopa y esto espero que nos sirva para tenerlo en mente en Sudáfrica 2010'', afirmó Torres.

Fue una alusión al hecho de que España se consagró campeón de Europa en el 2008, dos años después de caer eliminado en los octavos de final del Mundial.

Torres también indicó que el equipo saldrá a jugar por el tercer puesto "como si fuese una final''.

No todos sus compañeros comparten esa actitud, ya que algunos admitieron que hubiesen preferido volver a casa para empezar sus vacaciones.

Es muy probable que el técnico español Vicente del Bosque modifique el once titular para dar entrada a suplentes.

A Torres le gustaría jugar para poder pelear por el título de máximo goleador del certamen, ya que actualmente comparte la punta de la tabla de cañoneros con David Villa y Luis Fabiano, todos con tres.

"Yo quiero jugar siempre, pero el entrenador será el que decida. Lo del pichichi (máximo cañonero) es secundario'', indicó.

Para Sudáfrica y su técnico brasileño Joel Santana, el objetivo es mantener el nivel exhibido en la derrota 1-0 ante Brasil en la semifinal. Un gol de tiro libre de Daniel Alves a los 88 minutos marcó la diferencia.

"Este torneo ha sido nuestra primera gran prueba y hemos visto lo que es posible. Los jugadores han aprendido bastante sobre lo que será el Mundial'', dijo Santana, quien haría cambios con respecto al once que jugó ante Brasil. "Llegamos al torneo sin que nos tomasen en cuenta y ahora gozamos de respeto''.

  Comentarios