Deportes

Pellegrini y Steffen suman dos récords mundiales de natación

La italiana Federica Pellegrini batió el récord mundial de 400 metros libres en Pescara y la alemana Britta Steffen en el de 100 metros libres en Berlín este sábado, sumando dos plusmarcas más conseguidas con los milagrosos nuevos bañadores de poliuretano.

Ambas compitieron con uno de esos bañadores homologados por la Federación Internacional de Natación (FINA) el pasado 22 de junio.

La bicampeona olímpica Britta Steffen, con el 'Adidas Hydrofoil', mejoró el récord de los cien metros dos veces: el jueves en las series del cameonato de Alemania y este sábado en la final, cuando paró el crono en 52 segundos y 56 centésimas.

Con el 'Jaked 01', Pellegrini recuperó su récord en los 400 metros, que le había arrebatado el pasado 16 de marzo en Sheffield (Inglaterra) la británica Joanne Jackson, al firmar un tiempo de 4 minutos y 41 centésimas en los Juegos Mediterráneos.

Ambas plusmarcas serán sin duda el preludio de otras muchas que llegarán con toda probabilidad en el Mundial de Roma (26 de julio al 2 de agosto). Después de que la FINA haya terminado por autorizar los bañadores que desde hace meses dopan los resultados, es previsible una verdadera avalancha de récords en Roma.

Cinco días después de que tomara esa decisión ya hay dos récords mundiales más y Steffen podría batir otro este mismo domingo, en los 50 metros libres en Berlín.

La alemana, campeona olímpica de 50 y 100 metros libres en los Juegos de Pekín el año pasado, declaró ser consciente de "tener un papel de favorita en Roma''. "Pero para mí es un nuevo desafío que quiero superar'', aseveró.

Ganadora con casi cinco segundos de ventaja respecto a la francesa Coralie Balmy el sábado, Pellegrini será difícil de ganar en sus dos distancias preferidas, el 400 metros libres y el 200 metros libres, del que es campeona olímpica y dueña del récord del mundo en espera de homologación.

La italiana recuperó la confianza definitivamente en 400 metros, después de la crisis de angustia que sufrió a principios de marzo, en el campeonato de Italia, y que le obligó a abandonar minutos antes de disputarse los 400 metros.

  Comentarios