Deportes

Guillermo Rigondeaux impresiona con su tremenda pegada

GUILLERMO RIGONDEAUX conquistó un título continental para dar un salto enorme en su carrera profesional.
GUILLERMO RIGONDEAUX conquistó un título continental para dar un salto enorme en su carrera profesional. El Nuevo Herald

Guillermo Rigondeaux demostró anoche por qué el mundo del boxeo habla tanto de él.

El cubano logró el primer título profesional al imponerse por nocáut técnico al brasileño Geovanni Andrade en el tercer round después de propinarle un golpe a la zona del hígado en una cartelera celebrada en el hotel Fontainebleau de Miami Beach.

Rigondeaux, dos veces campeón olímpico, se alzó con la foja continental ante un rival que había prometido más de lo que mostró.

Andrade, con una experiencia de 71 peleas entre las que se incluyen combates con el boricua Juan Manuel López y con el panameño Celestino Caballero, cedió cuando faltaban siete segundos para concluir el tercer round de una pelea pactada a 10.

Fue la tercera victoria en igual número de presentaciones para Rigondeaux, quien de acuerdo a su entrenador Freddy Roach, pudo haberle quebrado una costilla a su rival.

"Vine a buscar mi título para hacerme grande como profesional. Empecé a pegarle abajo y llegó rápido el nocaut. El se ve que sintió bastante mis golpes. Llegó mi primera corona y faltan muchas más'', señaló Rigondeaux a ESPN Deportes.

Para Roach, quien estaba al lado del santiaguero, éste es un primer paso para Rigondeaux.

"Este tipo va a ser un campeón mundial y lo será muy pronto'', aseguró el mismo entrenador de Manny Pacquiao.

Rigondeaux no fue el único cubano que salió con los brazos en altos en el Fontainebleau.

Yudel Jhonson superó dos escollos complicados. Trabajó ocho rounds por primera vez en su vida y lo hizo ante un veterano de 29 peleas, el puertorriqueño Frankie Santos.

Jhonson, medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas, se impuso por decisión unánime (79-73, 79-73, 77-74) gracias a su capacidad técnica, claramente superior a la del boricua Santos.

"Estaba preparado sicológicamente. Pude mantenerme moviéndome y siguiendo mi plan táctico, sin esforzarme mucho ya que era mi primer combate a ocho rounds'', señaló el cubano en declaraciones a ESPN Deportes.

Yordanis Despaigne hizo también su trabajo y con altas notas.

El cubano le apagó a golpes la esperanza al nativo de Kansas City, Micky Scaraborough, quien llegó al Fontainebleau con un invicto de cuatro peleas.

Despaigne, más atlético y cien por ciento más técnico que su oponente, no le dio ningún ipo de respiro al estadounidense, y desde que sonó el campanazo lo aniquiló con sólidos ganchos al rostro y al cuerpo.

Cuando restaban 1:29 minutos para concluir el primer round, el árbitro decidió detener el combate después de que Despaigne le pegara hasta 19 golpes seguidos a un Scaraborough, que mostró al final de la pelea una cortadura en el ojo izquierdo y la mirada de alguien que aún no entendía que le había pasado por encima un camión sin frenos.

El dominicano Félix Díaz no sudó y demolió a Omar Brown de West Palm Beach, a quien tumbó en tres ocasiones en menos de dos minutos para apuntarse un fácil nocáut.

Díaz, ganador del oro en los Juegos de Pekín, obtuvo así su segunda victoria profesional.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios