Deportes

Fiesta de la velocidad hoy en Homestead

SCOTT DIXON celebra su victoria en la carrera de Homestead Miami Speedway, el 29 de marzo del 2008.
SCOTT DIXON celebra su victoria en la carrera de Homestead Miami Speedway, el 29 de marzo del 2008. The Miami Herald

La esposa de Dario Franchitti es una estrella del cine.

Mientras, Ryan Briscoe tiene una historia épica de choques en las pistas.

Pero Scott Dixon, un escocés sencillo, es un hombre de perfil bajo.

Nunca dice nada controversial. No tiene enemigos conocidos en la serie IndyCar.

Sobre la base de persistencia y con un poco de suerte, Dixon se encuentra en la puerta de convertirse en el rostro visible de las carreras de autos con llantas descubiertas.

Con un triunfo hoy en el Indy 300 en el Homestead-Miami Speedway, Dixon se convertirá en apenas el segundo piloto en conquistar tres títulos en la temporada de IndyCar en los 14 años de historia de dicha liga, para unirse a Sam Hornish Jr.

No esperen, sin embargo, que Dixon, el conductor de 29 años que se inició corriendo Karts en Auckland, Nueva Zelandia, que se adelante a hacer pronósticos.

"Suena bonito, pero sueños y realidades son dos cosas totalmente distintas'', comentó Dixon. "No soy de las personas que hablan de ello, sino hasta que ocurre''.

Dixon siempre se muestra como una persona muy inteligente.

Una temporada muy disputada, seguramente se definirá en las últimas vueltas en Homestead.

Los ocho puntos de diferencia que separan a Dixon (570) y Briscoe (562), quien ocupa el tercer lugar en la clasificación, representan el segundo más cerrado final en la historia de IndyCar.

La bandera verde bajará a las 5 p.m. y la carrera de 200 vueltas será transmitida en televisión por Versus.

"Definitivamente será muy divertido, quizás alegre no sea la palabra exacta'', afirmó Dixon. "Pero es bonito que el final se produzca aquí, con todo el suspenso y la larga espera''.

Dixon partirá en primera línea hoy, junto con Franchitti, cuyo punto en la clasificación lo ubica a sólo cuatro de Dixon.

Franchitti, el piloto escocés que ganó la serie IndyCar en el 2007, es el principal candidato para ganar la liga.

Más atrás se ubica Briscoe, quien sobrevivió a un terrible accidente en Chicagoland cuatro años atrás y emergió como uno de losmás fogosos jóvenes pilotos en la serie.

Dixon, sin embargo, se ha mostrado muy sólido.

Corrió cinco años en Nueva Zelandia y Australia antes de saltar a Indy Lights en 1999, y en el 2003 se sumó a IndyCar con Ganassi Racing.

El brasileño Helio Castroneves ubicado en cuarto lugar en la clasificación ya no podrá ser campeón esta temporada, pero hoy será un gran animador. Tras sufrir un percance en las prácticas del viernes, el residente de Coral Gables logró ganar el puesto seis de partida.

  Comentarios