Deportes

Para atrás ni para tomar impulso en la pista de carrera

Juan Pablo Montoya durante una conferencia de prensa en el Doral.
Juan Pablo Montoya durante una conferencia de prensa en el Doral. EL NUEVO HERALD

Juan Pablo Montoya no conoce mejores días que los que está viviendo en la actualidad. Ni siquiera se parece a lo que experimentó en el 2003, cuando ganó dos carreras en la Fórmula 1, y terminó a sólo 11 puntos de coronarse en la categoría reina de la velocidad.

El colombiano está disfrutando mucho más su incursión por la NASCAR y por la etapa de la Chase -el playoffs de esta disciplina- y en donde se ha convertido en el piloto sensación, ubicándose entre los primeros cinco en las primeras cuatro competencias.

"Este ha sido un momento más divertido y mucho mejor. Lo estoy disfrutando más, porque además tengo una familia espectacular y puedo vivir en Miami, que es una ciudad espectacular'', resaltó Montoya, durante una conferencia de prensa que se realizó en el restaurante Mondogo`s en la mañana del martes en Doral.

Tres años debió transitar Montoya en la complicada NASCAR para finalmente repetir los éxitos que pueblan su hoja de vida.

Montoya accedió a la Chase y se encuentra en el tercer lugar de la clasificación, un peldaño que tiene sorprendido hasta al mismo sudamericano y a su equipo, el Earnhardt Ganassi Racing.

"La verdad es que cualquier cosa entre los 12 primeros es un bono. No esperábamos estar tan competitivos en este momento. Estamos disfrutándolo y no tenemos ningún tipo de presión que nadie esperaba que estuviéramos haciendo esta actuación", apuntó.

Y aunque los triunfos no han llegado -no gana en la categoría máxima de la NASCAR desde el 2007-, lo más importante de este año ha sido la consistencia.

"Siempre se trata de hacer lo mejor posible. Hemos sido consistentes, hemos tenido buenos carros y hemos realizado una buena estrategia. Así que hasta ahora todo ha salido bien. En cuanto a las victorias estamos tranquilos y sé que estamos cerca de ganar carreras", consideró.

El rendimiento de Montoya en una categoría enfocada en el mercado anglosajón está creando un impacto importante dentro del público hispano en Estados Unidos.

"Cada vez estoy viendo más latinos en las carreras, e incluso más personas con la bandera de Colombia. Pero siempre lo he dicho, si a uno le va bien, la gente lo va a seguir. Al principio había muchas personas pendientes de mí, pero yo sabía que el éxito iba a tardar en llegar, porque yo no estaba preparado", enfatizó.

El momento es ahora diferente.

En sus palabras se nota cautela, pero también confianza, la seguridad de saber que está entre los mejores de su categoría.

Y aunque el 22 de noviembre -día de la última carrera del año- luce aún lejos, Montoya y su equipo sienten la llamada de la historia.

"Para esa fecha estamos armando un carro nuevo", reveló. "Falta todavía mucho y estamos preocupados más bien por la próxima carrera, pero sería muy especial llegar a Homestead con el chance de ganar el campeonato. Sería un sueño".

  Comentarios