Deportes

Ex entrenador de Mike Tyson asume preparación de púgiles cubanos

STACEY MCKINLEY (der.) entrenó a Ray Austin para su combate de marzo del 2007 contra Wladimir Klitschko.
STACEY MCKINLEY (der.) entrenó a Ray Austin para su combate de marzo del 2007 contra Wladimir Klitschko. GETTY IMAGES

Mientras Guillermo Rigondeaux sigue la guía de Freddie Roach, los otros tres cubanos que llegaron con él a Estados Unidos también tendrán a un experimentado entrenador en la esquina cuando suban a su próxima pelea.

Por gestiones de la empresa Caribe Promotions, Yunier Dorticós, Yordanis Despaigne y Yudell Johnson recibirán instrucciones de Stacey McKinley, quien lleva más de dos décadas en el boxeo.

La empresa, en asociación con GD Promotions y Blue Wave Group, tiene planeado un cartel el 4 de diciembre en el popular sitio nocturno La Covacha, donde tomarán parte los tres cubanos, que brillaron como amateurs en la escuadra nacional de la Isla antes de desertar a principios de año.

McKinley es conocido por su trabajo como entrenador de pesos medianos y pesados, especialmente con el legendario Mike Tyson, y los campeones mundiales Michael Moorer, Ray Mercer, Samuel Peter y el nicaragüense Ricardo Mayorga.

"Este es un hombre muy inteligente, que ayudará al despegue de las carreras de estos muchachos'', expresó Luis De Cubas, uno de los ejecutivos de Caribe. "Su especialidad son las divisiones superiores. Con Freddie en la preparación de Rigondeaux y con Stacey en la de estos tres púgiles, vamos a garantizar que los cuatro lleguen bien lejos''.

Conocido en el mundo del boxeo por el sobrenombre de "El Cocodrilo'', McKinley comenzó como boxeador antes de pasar a las esquinas en el famoso Kronk Gym de Detroit, donde aprendió los secretos del entrenamiento de la mano del gran técnico Emmanuel Steward.

Se le aprecia como un motivador y Tyson ha reconocido que es uno de los mejores entrenadores para realizar ejercicios de guanteo. En cierta ocasión llegó a ponerse una armadura de metal para ver cuán duro pegaba el temible gladiador.

Caribe Promotions confía en que McKinley pueda conducir las carreras de Dorticós (190 libras), Despaigne (175) y Johnson (154) por un camino seguro, a medida de que vayan ganando en experiencia y, posiblemente, de peso.

No es un secreto que la empresa tiene como un objetivo llevar, de manera gradual, a Dorticós a la división máxima, pues de sobra es conocido que los boxeadores de esta categoría florecen después de los 28 años, y el cubano aún no pasa de los 24.

"Cuando me llamaron y me ofrecieron trabajar con los tres me alegré mucho'', afirmó el entrenador. "Me recuerdan a los púgiles de la vieja escuela del boxeo. Puedo ver el deseo y el hambre de triunfo en ellos. Haré todo lo posible por convertirlos en campeones mundiales''.

Los precios para esta velada del 4 de diciembre oscilan desde $35 a $200. Los interesados pueden llamar al teléfono 786-888-3251.

  Comentarios