Deportes

Una batalla clásica

CHAD HENNE en acción frente a los Chargers, el 27 de septiembre pasado.
CHAD HENNE en acción frente a los Chargers, el 27 de septiembre pasado. The Miami Herald

Una doble importancia tiene para los Dolphins de Miami el encuentro contra los Jets de Nueva York, el domingo (1 p.m. TV: CBS), en East Rutherford, Nueva Jersey.

Se trata de un encuentro clásico entre dos rivales divisionales, del Este de la Conferencia Americana de la NFL.

Una victoria el domingo le permitirá a los Dolphins (2-4) mantener vivas sus posibilidades de mantenerse en la lucha por los playoffs, porque sumarían tres victorias divisionales, que al final de la temporada regular pueden hacer la diferencia.

"Estamos 2-0 en nuestra división y los demás equipos en el Este han perdido'', comentó el entrenador de los Dolphins, Tony Sparano. "Tenemos la oportunidad de poner a los Jets (3-3) detrás de nosotros, lo que sería positivo. No sólo el equipo de Nueva York es un tremendo desafío, sino que además se trata de una gran rivalidad. Eso lo hemos enfatizado en los jugadores''.

Los Jets no podrán contar con dos jugadores importantes: Kris Jenkins en la defensiva ni con Leon Washington en la ofensiva, quienes quedaron fuera de la campaña debido a lesiones. Sparano, sin embargo, expresó que los Dolphins también perdieron jugadores clave por el mismo motivo, en defensa Will Allen y en ataque Patrick Cobbs.

El domingo, el escuadrón miamense jugará con dos cornerback novatos: Sean Smith y Vontae Davis, quien reemplazará a Allen, que la fecha pasada se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla y quedó descartado para el resto de la temporada.

Además el linebacker Channing Crowder se encuentra en duda para el choque del domingo debido a una molestia en el hombro.

Hace tres semanas, los Dolphins vencieron 31-27 a los Jets en memorable partido con una actuación notable del quarterback Chad Henne.

"Será un difícil partido para nosotros, y habrá que adaptarse al clima de Nueva York'', manifestó Henne. "En el sur de la Florida tenemos una temperatura cálida todo el tiempo, y todavía no hemos jugado en clima frío ni ventoso. Yo estoy acostumbrado porque jugue con la Universidad de Michigan en circunstancias similares, y creo que eso no será un factor que me afecte''.

  Comentarios