Deportes

Fin a la paternidad

Carmelo Anthony ganó el duelo individual ofensivo contra Dwyane Wade, pero el Heat de Miami conquistó un triunfo superior ante los Nuggets de Denver.

El equipo de la Capital del Sol superó el ímpetu de los Nuggets para derrotarlos 96-88 el viernes y romper una cadena de ocho fracasos consecutivos, incluidos los últimos cuatro en la Arena American Airlines.

Miami no ganaba contra Denver desde diciembre del 2004.

Para el Heat, este récord de 5-1 no sólo iguala el mejor comienzo de temporada luego de seis choques, sino que constituye una declaración de principios frente a un conjunto que llegó con la reputación de tener el mejor básquetbol del momento.

Al menos el más ofensivo, pues los Nuggets promedian 115 puntos por partido y el viernes no pudie-ron superar ni siquiera la barrera de los 90.

"Sabíamos que estábamos obligados a subir la intensidad en la marca'', expresó Jermaine O'Neal, quien estuvo muy bien con 18 puntos y siete rebotes. "A un equipo como éste le regalas un centímetro y te roba la cancha entera. Así que la misión era detenerlos todo el tiempo''.

Denver, con un Anthony más delgado y musculoso y que es el sublíder ofensivo de la liga, estaba invicto antes de estrellarse contra la muralla de esfuezo y voluntad de un Miami que ha superado las expectativas.

Aunque fue el mejor anotador del encuentro con 30 cartones, lo cierto es que el compañero olímpico de Wade en los Juegos Pekín 2008, se fue apagando a medida que el choque avanzó hacia su final.

Sus 12 unidades en el primer cuarto presagiaban lo peor para Miami, pero la combinación defensiva entre Quentin Richardson y Udonis Haslem hizo todo lo posible por aminorar el ataque de un hombre que había superado los 40 puntos en par de ocasiones esta campaña.

"Ambos estuvieron muy bien en la marca y Carmelo es dificilísimo de contener'', afirmó el coach de Miami, Erick Spoelstra. "Posiblemente sea el jugador más explosivo del momento en la NBA''.

Wade resultó el mejor de Miami con 22 puntos y cinco asistencias, pero esta vez no tuvo que hacerlo todo sólo como en el juego anterior en Washington y pudo disfrutar del aporte de sus compañeros.

En total, cuatro jugadores del Heat terminaron con dobles dígitos, con destaque para O'Neal y Haslem, quien redondeó una gran actuación al anotar 11 unidades y 10 rebotes, además de darle un poder a su equipo desde el banco que desconcertó a los Nuggets.

Una vez más, Haslem comenzó el partido en la segunda unidad, pero finalizó en el quinteto principal, mientras Michael Beasley, el titular, volvía a quedar relegado en los momentos decisivos.

"Udonis le da otro carácter a esa segunda unidad'', agregó el coach Spoelstra. "Su trabajo nos balancea, hace difícil que decaiga la entrega y permite, entre otras cosas, que Wade no tenga que venir siempre al rescate. Udonis está alcanzando una versatilidad este año que no había visto en él''.

Miami recibirá en casa el próximo martes a los Wizards de Washington.

  Comentarios