Deportes

Promotor cubano de talla extra

El promotor de Boxeo profesional Willy Delgado posa en el Young Tiger Gym de Miami, el viernes 6 de noviembre del 2009.
El promotor de Boxeo profesional Willy Delgado posa en el Young Tiger Gym de Miami, el viernes 6 de noviembre del 2009. EL Nuevo Herald

Willy Delgado creció en un hogar lleno de cariño, pero vio muchos golpes mientras pasaba de niño a hombre.

Sus padres cubanos, aficionados de toda la vida al boxeo, no se perdían una pelea y les inculcaron a sus hijos el amor por un deporte donde la valentía y la sangre van mano con mano, como lo más natural del mundo.

"Mi padre todavía sigue las carteleras con mucha atención'', comenta Delgado sobre su papá Julio, de 76 años. "A veces me preocupo porque se emociona mucho. El dice en broma que sueña con peleas. El otro día me soltó que ‘estaba ganando una, estaba a punto de noquer, pero en eso me desperté''.

Lo cierto es que Delgado nunca pudo apartarse de esa relación con el pugilismo y aunque la vida lo llevó por otros caminos, siempre mantuvo la idea de que en algún momento daría un punto de giro y trabajaría muy cerca de los cuadriláteros.

Pues ese momento ha llegado.

Después de conocer al promotor Luis de Cubas y de largas conversaciones sobre la historia apasionante y la realidad -muchas veces difícil y complicada- del boxeo, Delgado decidió fundar GDBIG Promotions para meterse de lleno en este mundo.

"Es como si uno tiene algo por dentro y ya no puede contenerse más'', explica Delgado. "Hace poco leí que Don King comenzó su carrera a los 50 años. Bueno, y por qué no puedo convertirme en Don Delgado a los 44''.

Sin abandonar su otra profesión, la de propietario del restaurante Italian Sports Grill, Delgado ha comenzado a elaborar planes para hacer de Miami una verdadera atracción boxística.

La prueba de fuego la tendrá el viernes 4 de diciembre, cuando se efectuará el primer cartel de su entidad promotora en el popular sitio nocturno La Covacha, donde tomarán parte púgiles bien conocidos como los cubanos Yunier Dorticós, Yordanis Despaigne, Yudell Johnson, Stalin López y Richard Abril, además del dominicano Félix Díaz y Ed Paredes.

Pero la calidad del boxeo no sólo le interesa a Delgado.

"Las peleas todas serán parejas, atractivas, pero más allá de eso, queremos fomentar una ambiente de familia'', indica el promotor. "Será al aire libre, con mesas para 10 pesonas para que los amigos y los familiares puedan ir juntos y compartir. Brindaremos comida. Será como salir de noche a un buen sitio. A esto yo le llamo boxeo con glamour''.

Y hablando de Glamour, Delgado también desea realizar una serie de carteles en Miami Beach, que en el pasado fue una de las paradas obligatorias en el circuito de grandes veladas, y donde el legendario Angelo Dundee formó tantos campeones como Muhammad Alí.

A Delgado, sin embargo, no se le escapa que el boxeo vive momentos difíciles y que si no se aúnan voluntades y no se trabaja de buena fé, se puede perder un deporte que era tan popular como el béisbol la mayor parte del pasado siglo.

"Creo que el boxeo puede renacer y recuperar su sitio de privilegio, pero hay que tener mucha determinación y claridad'', recalca Delgado. "Si el boxeo vuelve a atraer a las familias, si llega a las nuevas generaciones de la manera correcta y formamos los próximos ídolos, entonces será otra vez un ganador por nocaut en el mundo de los deportes''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios