Deportes

Erislandy Lara podría ser campeón mundial en el 2010

Erislandy Lara (der.)
Erislandy Lara (der.)

A Luis de Cubas le encanta la historia y no para de contarla.

Cuando Ricky Hatton se preparaba para su combate contra Manny Pacquiao, sus entrenadores buscaron a un cubano recién llegado y zurdo para simular la actuación del filipino en un sparring.

Pero este casi desconocido le una tunda tan inesperada a Hatton que en la esquina del británico decidieron prescindir de sus servicios -casi que lo echaron-, porque el daño psicológico había sido peor que el beneficio deportivo.

Ese desconocido era Erislandy Lara, quien este sábado enfrenta en Chicago el mexicoestadounidense Luciano Pérez (17-9-1, 15 KOs) en el peso mediano y a 10 asaltos, como parte de la cartelera donde Juan Díaz y Paul Malinaggi sostendrán una revancha largamente esperada.

"Mucha gente en el mundo del boxeo sabe esta anécdota de Lara con Hatton'', expresa De Cubas, representante de Arena Box, la entidad que copromociona al antillano de conjunto con Golden Boy. "Eso fue un signo de la derrota de Hatton ante Pacquiao y, por supuesto, de la calidad de Lara''.

No por gusto la cadena de televisión HBO sumó al cubano (8-0, 5KOs) a una de las últimas veladas del año. Los planes cono Lara parecen encaminados hacia un combate de título mundial en algún momento del 2010.

"Sí, el próximo año será vital en mi carrera y no quiero que termine sin que pueda decir que soy campeón del mundo'', apuntó Lara poco antes del pesaje oficial. "Creo que he demostrado mis capacidades y que estoy listo para retos mayores''.

Pero lo primero es lo primero.

Y Lara tendrá un compromiso no exento de peligro ante Pérez, quien se hace llamar ‘‘El Gallo Bravo'', un hombre con pegada respetable que viene de ganar por nocaut técnico a Miguel Hernández el pasado mes de marzo.

En público, Pérez ha comentado lo mucho que le gustaría destrozar el invicto del cubano, quien ha impresionado a fanáticos y expertos por su depurada técnica y una pegada que no tiene nada que envidiarle a nadie encima del ring.

"Con todo respeto para Pérez, Lara está muy bien preparado y es, de la última generación de púgiles cubanos, uno de los mejores'', expresó el entrenador Ismael Salas, quien dirige también las prácticas de Yuriorkis Gamboa. "No digo nombres, pero hay cubanos que vienen y les cuesta trabajo hacer el cambio del ámbito amateur al profesional. Lara fue todo lo contrario, sus habilidades físicas y su inteligencia le permitieron adaptarse de inmediato''.

"Tal parece que fue profesional toda la vida'', recalcó Salas.

Después de la corona de Gamboa en las 125 libras, todo parece indicar que Lara podría ser el segundo rey en la categoría mediana, lo cual le llevaría a retar, en algún momento, a hombres como Kelly Pavlick o Shane Mosley.

"Esto es poco a poco'', afirmó Lara. "Lo importante es terminar bien el año y celebrar feliz en estos días especiales. Lo demás vendrá a su tiempo y más temprano que tarde''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios