Deportes

El cubano Lara vence y deja una grata impresión

EL CUBANO Erislandy Lara (der.) lanza un derechazo contra Chris Gray en la pelea del 2 de mayo del 2009.
EL CUBANO Erislandy Lara (der.) lanza un derechazo contra Chris Gray en la pelea del 2 de mayo del 2009. AP

Contra un rival de experiencia y miles de aficionados, Erislandy Lara continuó su tremendo paso en el boxeo profesional al vencer por decisión unánime en 10 asaltos a Luciano Pérez el sábado por la noche en el UIC Pavilion de Chicago.

Aunque el mexicoamericano Pérez (17-10-1, 15 KOs), que nació en la Ciudad de los Vientos, contó con el respaldo de miles de aficionados, Lara dominó de principio a fin y reafirmó por qué se le considera uno de los grandes futuros del boxeo en el peso mediano.

"Desde el fanático más simple al estudioso de más años, todo el mundo coincide en que Lara puede lograr cosas muy grandes'', afirmó Luis De Cubas, representante de Arena Box, entidad que copromociona al cubano junto a Golden Boy. "Sin duda, el 2010 será definitivo en su asalto al cielo de este deporte''.

Pérez quiso forzar las acciones en todo momento y sorprender a Lara (9-0, 5KOs), pero el cubano contuvo sus embates y combinó de manera mejor sus golpes para controlar la pelea en la media y la larga distancias.

De hecho, muchos estiman de que es hora ya para que Lara se enfrente a rivales superiores.

"En los próximos días nos vamos a reunir con la gente de Golden Boy para trazar una estrategia en torno al futuro de Lara'', indicó De Cubas. "El podría pelear tres veces el próximo año, y esa última pelea sería bien, bien importante''.

Ahora le toca a otro cubano, Guillermo Rigondeaux terminar el año por la puerta ancha, cuando este miércoles suba a un cuadrilátero en Nueva York para enfrentar a un rival aún por determinar.

Poco después del triunfo de Lara, Paul Malignaggi venció a Juan Díaz también por decisión unánime en la categoría junior welter para sellar la disputa del primer combate celebrado en agosto entre ambos, cuando el ahora ex campeón venció en una decisión muy controversial.

Malignaggi se mostró más agresivo y mantuvo a raya a Díaz, de origen mexicano, quien no pudo contrarrestar la velocidad del muchacho de Brooklyn. La puntuación fue un fuerte contraste respecto al primer combate de los rivales, cuando Díaz venció por decisión unánime en su ciudad natal de Houston. En esa pelea, dos jueces le dieron el triunfo 115-113 y 116-112, y el tercero 118-110. Esa última decisión generó tanta controversia que resultó en la revancha.

En la segunda pelea estelar de la velada, Víctor Ortiz (25-2, 20 KOs) venció por nocaut técnico al veterano Antonio Diaz en las 140 libras.

Finalmente, e australiano de origen armenio Vic Darchinyan venció en California por nocáut en el segundo asalto al mexicano Tomás Rojo y retuvo así el cinturón de los supermoscas del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

  Comentarios