Deportes

Dos promesas en el tablero

GRACIAS AL ajedrez, Alex (izq.) y David Jr. se han convertido en promesas deportivas en el sur de la Florida.
GRACIAS AL ajedrez, Alex (izq.) y David Jr. se han convertido en promesas deportivas en el sur de la Florida.

Alexander y David Medina, con seis y nueve años de edad respectivamente, han ganado 64 trofeos en los diferentes torneos de ajedrez en los que han participado en el último años, y la cosa no para ahí. Su padre, David Medina, afirma que sus hijos quieren ser --nada menos-- campeones del mundo.

El domingo pasado, Alex se consagró campeón en su categoría del Torneo Estatal de la Florida, que contó con la participación de 780 ajedrecista, y en mayo próximo junto con su hermanito David Jr. irán al Nacional que se disputará en Atlanta.

Residentes de en la Playa y de origen mexicano, los Medina son muy apasionados del deporte ciencia.

Además de Alex y David Jr., también son grandes entusiastas sus dos hermanas mayores, Karen Abril (12) y Erika Michelle (11), quienes les enseñaron a sus hermanos menores el arte y los secretos del ajedrez.

"Siempre jugué ajedrez y le enseñé a mis hijas'', comentó David papá, quien es agente de bienes raíces. "Ellas aprendieron rápido y se lo transmitieron a sus hermanitos''.

Hace un año, Alex y David Jr. empezaron a jugar en diferentes torneos. En el Estatal Alex quedó en el puesto 15, pero se dieron cuenta que daban ventajas, porque los otros niños iban acompañados con sus profesores.

Entonces David papá decidió contratarles profesores y los progresos empezaron a notarse.

Hace tres meses los dirige el Gran Maestro de origen cubano, Julio Becerra, uno de los más calificados ajedrecistas de la Florida, y los resultados son indiscutibles.

Ahora son asiduos participantes en diferentes torneos como los que organiza Blas Lugo y otros de gran categoría donde demuestran su calidad.

Alex cumple una trayectoria muy meritoria. En noviembre pasado fue campeón del Torneo Internacional Orange Bowl en Miami. Al mes siguiente ocupó el sexto lugar en el Nacional en Dallas, Texas, perdiendo la final en la última ronda en una batalla que duró dos horas y 30 minutos.

Hace tres semanas se llevó el título de la Costa Este de la Florida y el domingo último terminó invicto en el Estatal de la Florida con seis victorias.

"Todos en nuestra casa compartimos y disfrutamos el interés por el ajedrez'', afirmó David papá. "Mis hijos tienen los objetivos muy claros, y quieren ir hacia ellos paso a paso. Primero desean ser campeones nacionales y luego buscar el campeonato infantil del mundo''.

  Comentarios