Deportes

El cubano Chapman lanza fuego

En esta foto del 8 de marzo del 2010, el pitcher de los Rojos de Cincinnati, Aroldis Chapman, lanza contra los Reales de Kansas City en Goodyear, Arizona.
En esta foto del 8 de marzo del 2010, el pitcher de los Rojos de Cincinnati, Aroldis Chapman, lanza contra los Reales de Kansas City en Goodyear, Arizona. AP

La velocidad de la bola rápida llegó a las 97 mph, y los bateadores no pudieron descifrar sus envíos, lo que indica que el lanzador zurdo Aroldis Chapman regresó a su forma habitual una semana después de haber tenido espasmos en la espalda.

El domingo, el desertor cubano lanzó una entrada en un partido que de los Rojos de Cincinnati disputaron contra jugadores de Liga Menor, y apenas tuvo problemas con los bateadores de los Cerveceros de Milwaukee a los que se enfrentó. Chapman ponchó a los dos primeros hombres de la alineación --uno de ellos con una slider imbateable--, y permitió un sencillo, antes de sacar el último del episodio out en un roletazo de rutina.

"Me sentí como antes'', dijo Chapman. "Me sentí muy bien''.

El serpentinero de 22 años estaba compitiendo por el quinto puesto en la rotación antes de que espasmos en la parte inferior de la espalda lo obligaran a dejar un juego el pasado lunes. El zurdo no lanzó una pelota durante dos días, para así darle a la espalda tiempo para recuperarse.

Mientras el resto del equipo se enfrentaba a los Dodgers el domingo, Chapman trabajó en uno de los campos de práctica localizados en el complejo de los Rojos, donde puso a prueba la espalda enfrentándose a jugadores de Ligas Menores.

La recta de Chapman alcanzó las 100 mph en el radar durante sus primeras apariciones en el actual entrenamiento primaveral, cuando tiró más duro en cada entrada que estuvo en la lomita. El domingo, realizó 19 lanzamientos, 12 de los cuales fueron strikes. Dos de ellos llegaron a las 97 mph en una pistola de radar colocada en una mesa blanca detrás del plato.

"Pude haber tirado más de un inning'', dijo Chapman. "Sólo dejé de lanzar dos días''.

Qué va a ocurrir después no se sabe con certeza.

En enero, los Rojos firmaron a Chapman con un contrato de seis años y $30.25 millones, con el plan de no apurar el desarrollo de un pelotero que se enfrentaba a un choque cultural tras haberdesertado de la escuadra cubana. El alto mando de Cincinnati dejó abierta la posibilidad de que Chapman podría ganar la quinta plaza de la rotación, pero hay varios talentos jóvenes y veteranos compitiendo por el puesto.

Cuando queda una semana para el Día Inaugural, la batalla se ha reducido a tres lanzadores: el zurdo Travis Wood, el derecho Mike Leake y Chapman. Ninguno de los tres ha lanzado nunca en Grandes Ligas.

Los Rojos tienen tres días de descanso en abril, de modo que el quinto abridor no tendrá muchas oportunidades de lanzar. El equipo tendrá que sopesar si es mejor para Chapman lanzar de forma regular en las Menores, y así darle la oportunidad de definir sus envíos antes de que debute en la Gran Carpa.

  Comentarios