Deportes

El Heat se mantiene saludable

El Heat de Miami está conciente de que no puede bajar la guardia en los juegos que restan de temporada para así arrebatarle la quinta plaza a los Bucks y jugar en la primera ronda de los playoffs contra los Hawks, un equipo difícil, pero que conoce perfectamente.

De este modo evitarían a los Celtics, Magic, o Cavaliers, los princinpales contendientes al título en la Conferencia Este.

El entrenador del Heat Erik Spoelstra no se fía y está atento a cada detalle para de este modo tratar de prolongar la racha de victorias en esta recta final, en la que queda apenas ocho juegos.

"No hay tiempo pra tomarnos un respiro, no nos podemos relajar'', comentó Spoelstra''. "Tenemos que estar concentrados y continuar jugando como lo estamos haciendo últimamente. Si seguimos así estaremos mejor preparados para los playoffs''.

Pero si una cosa quiere el Heat de cara a la postemporada es que todos sus jugadores lleguen saludables.

Hasta ahora las lesiones no han hecho mucha mella en el equipo de Miami y eso habla del buen trabajo de sus preparadores físicos, también de la buena rotación y el buen criterio a la hora de reservar a alguno de sus hombres por parte del cuerpo técnico.

Ya lo hicieron en su día con Dwyane Wade y ahora lo están haciendo con Jermaine O'Neal. El centro de Miami presenta una ligera hiperextension en una rodilla y aunque puede jugar el Heat ha preferido darle descanso.

"J.O no jugará esta noche, aunque él se siente mejor. Oficialmente está en la lista de los valorados día-a-día y ojalá que podamos tenerlo pronto de regreso a la cancha, que no se cuando será porque esto depende de cómo responda su rodilla'', comento Spoelstra antes del juego con los Raptors. "El ha tenido este tipo de lesión antes y suele recuperarse mas rápido que otras personas. El tenía un buen ritmo y quiere jugar, pero no queremos forzar''.

El resto del equipo titular luce muy bien físicamente, incluso Wade a pesar del enorme esfuerzo que tiene que hacer cada noche para que Miami pueda alzarse con la victoria. Esto se debe en parte a un mejor trabajo de la segunda unidad y a la buena rotación de sus hombres por parte del entrenador esta temporada.

El Heat parece haber encontrado un equipo mejor que el del año pasado y eso se debe al acierto anotador de su delantero pequeño Quentin Richardson y sobre todo a la buena conducción de su armador estelar Carlos Arroyo.

Con el boricua en la cancha el Heat maneja mejor los tiempos, mueve mejor la pelota y tira en una mejor posición. Su número de asistencias no es mayor por la mala puntería de sus jugadores y las pérdidas de balón ha sido reducidas al mínimo.

Por si fuera poco ha mejorado su número de canastas por juego y su salud no corre peligro, algo impresindible para lograr algo en los playoffs.

  Comentarios