Deportes

La Armada Española a todo vapor

La Armada Española ha tomado por asalto Key Biscayne y continúa su paso triunfante en el Abierto Sony Ericsson.

Cinco de los tenistas españoles han logrado colocarse en los octavos del final del torneo de Miami y sólo Estados Unidos tiene dos jugadores en esta instancia.

El pasado domingo cuatro de ellos lograron importantes triunfos y avanzaron entre los 16 mejores.

Rafael Nadal, tras caer 7-6 en el primer set, se repuso ante el argentino David Nalbandian y se alzó con el triunfo con 6-2 en el segundo y tercer set.

Mientras que su rival en octavos, su paisano David Ferrer, no tuvo problemas ante el francés Michael Llodra al que derrotó 6-2 y 6-2.

Por su parte, Juan Carlos Ferrero ganó por abandono del tenista austriaco Daniel Koellerer y se las verá con el francés Jo-Wilfied Tsonga.

Nicolás Almagro batalló duro con el francés Jeremy Chardy y se alzó con el triunfo 4-6, 6-4 y 6-2. Ahora chocará con el brasileño Thomaz Bellucci, quien tumbó a Oliver Rochus, que a su vez había eliminado a Novak Djokovic.

Ayer se sumó a la lista Fernando Verdasco verdugo del austriaco Jurgen Melzer 3-6, 7-6, 6-1. Verdasco se enfrentará al croata Marin Cilic.

De estos ocho partidos sólo uno tiene garantizado un boleto en cuartos, pero la proeza de la Armada está hecha.

Los únicos españoles que cayeron en segunda ronda fueron Tony Robredo 1-6, 6-4, 7-6, ante el alemán Benjamin Becker, y Feliciano López a manos del estadounidense Mardy Fish 7-5, 6-3, quien ya había dejado fuera al último campeón del torneo Andy Murray.

Nadal se perfila como el único sobreviviente. Su juego ha crecido y se perfila como un serio aspirante al título.

Si vence a Ferrer es probable que tenga que vérselas con Tsonga y si le gana al francés seguramente chocará con el estadounidense Andy Roddick en semifinales.

A pesar de que es muy probable que en la final esté el suizo Roger Federer, Rafa espera que a la tercera sea la vencida.

"El Abierto de Miami es un torneo muy importante, es especial te hace sentir más en casa que en otro sitio y me encantaría ganar aquí'', comentó Nadal. "Mi intensidad no cambia en ningún torneo a veces juego mejor otras peor, voy a hacer lo posible por jugar un buen torneo''.

Aunque el camino a quedado un poco más despejado tras la caída de Djokovic no le será fácil a Nadal levantar un trofeo, aunque este lo tenga entre seja y seja.

  Comentarios