Deportes

Cubano Erislandy Lara gana más con estilo que con pegada

Erislandy Lara.
Erislandy Lara.

Sin el carisma de Yuriorkis Gamboa ni el aura de seguridad de Guillermo Rigondeaux, Erislandy Lara demostró que está listo para empeños superiores en las 154 libras con un convincente triunfo sobre Danny Pérez el sábado en Las Vegas.

Lara hizo más y estuvo mejor para conquistar las boletas de los tres jueces por marcador de 99-91, pero su estilo preciso y bello, aún necesita de un halo de explosividad -tal vez un poco más- para atrapar los corazones de los auditorios.

En el Hard Rock Café de la Ciudad del Pecado la pelea giró en torno al estilo elegante -si cabe la expresión- de Lara contra el accionar rudo de Pérez, dos formas de entender el boxeo que no encajaron, al menos en esta velada.

El cubano tuvo buenos momentos en el cuarto y el quinto asalto, cuando Pérez parecía estar al borde del colapso, pero al ex campeón mundial amateur le faltó el instinto matador para terminar las acciones.

Pérez recobró aire en el sexto y presionó a Lara, que se vio forzado a un cuerpo a cuerpo constante, aunque sin duda el antillano estuvo mejor con sus combinaciones y supo salir del area de impacto de su rival.

Al final, la superioridad del cubano quedó evidenciada, así como su incapacidad para propinar golpes contundentes. Con récord de 11-0 y seis triunfos por la vía rápida, queda claro que Lara posiblemente nunca sea un artista del nocaut.

De cualquier modo, Lara demostró que posee la resistencia suficiente para recorrer los 10 rounds sin bajar la intensidad ante un rival que le exigió más de lo que él habría esperado.

Copromocionado entre Golden Boy y Arena Box, Lara, que es entrenado por Ronnie Shields en el Savannah Boxing Club en Houston, podría ir por una pelea de título mundial antes de que finalice el año.

  Comentarios