Deportes

Barça-Madrid, más que un clásico

LOS BRASILEÑOS Ronaldo, Barça (i) y Roberto Carlos, Real Madrid, en un Clásico el 10 de mayo de 1997.
LOS BRASILEÑOS Ronaldo, Barça (i) y Roberto Carlos, Real Madrid, en un Clásico el 10 de mayo de 1997. Assciated Press

Este sábado medio mundo estará pendiente de uno de los acontecimientos deportivos más importantes del año: el Clásico del fútbol español.

Los dos mejores equipos de La Liga, y probablemente del mundo, Real Madrid y Barcelona se volverán a ver las caras en uno de esos partidos que crean afición a este hermoso deporte que es fútbol.

Los dos llegan abrazados en el primer puesto del campeonato nacional y un triunfo de cualquiera de ellos podría ser decisivo dada la superioridad manifiesta sobre el resto de los equipos participantes a falta de sólo ocho jornadas.

El Madrid será local y efecto del Santiago Bernabéu le parece otorgar un ligero favoritismo ante el BarÇa, un equipo mucho más hecho que, no por gusto, es el actual campeón.

Nuevamente estarán frente a frente los dos mejores jugadores del mundo, para delicia de los presentes.

El merengue Cristiano Ronaldo y el azulgrana Lionel Messi, quien atraviesa un gran racha goleadora, se enfrascarán en duelo particular en su intento por llevar a su equipo al triunfo.

Por sus botas pasarán muchas de las opciones de ambos combinados, de ahí que las defensas tendrán que aplicarse al máximo para que hagan el menor daño posible.

Históricamente el Madrid ha ganado el Clásico en 68 ocasiones por 61 el Barcelona. Como local los blancos llevan 50 triunfos, mientras que los blaugranas apenas llegan 15 como visitantes, pero eso no significa casi nada, ya que las épocas son distintas y las plantillas en este momento son diferentes.

El Madrid tras el fracaso de la pasada temporada se ha reforzado considerablemente con las adquisiciones de estrellas como Ronaldo y Kaká, tratando de igualar el potencial del Barcelona, que cuenta con hombres de la talla de Messi, Xavi e Iniesta, todos ellos candidatos al balón de Oro.

Y es precisamente la razón por la cual este encuentro es tan atractivo. Una verdadera constalación de estrellas se reunen para disputar este choque. Los únicos ausentes serán Kaká e Ibrahimovic, uno por bando.

Después de la demostración de otra galaxia de Messi-as ante el Arsenal, con cuatro goles como cuatro soles, la pregunta que se hacen ahora los aficionados merengues, es ¿Cómo lograr detener a "La Pulga''?

Algunos creen que Sergio Ramos podría ser el anti-Messi, otros que le caerán a palos a Leo, y los madridistas más optimistos creen que Cristiano Ronaldo será la verdadera estrella y que junto a Gonzalo Higuaín van a opacar a Messi.

Lo cierto es la mesa esta servida para presenciar uno de los llamados choques del siglo, un Clásico que significa mucho más que un partido de fútbol.

Aunque actualmente la verdadera rivalidad es deportiva, en otros tiempos no era así, tanto que tenía hasta connotaciones políticas.

Decir ¡Visca el BarÇa! era traducido como ¡Abajo Franco! e incluso hoy en día el Partido Popular simpatiza con el Madrid, mientras que al Partido Socialista Obrero Español, en el poder, le gusta el Barcelona.

El BarÇa atrajo muchos aficionados con el llamado Dream Team, pero con los Galácticos, los blancos ampliaron el número de seguidores en todo el mundo, tan es así que a día de hoy el mundo del fútbol se divide en dos los aficionados azulgranas y los merengues.

Hoy (4 p.m.) por ESPN Deportes (ESPN 360 internet) los amantes del fútbol tienen una cita con la historia, donde el ganador puede salir reforzado y donde pudiera despejarse la incógnita sobre ¿Cuál es el mejor del mundo?

  Comentarios