Deportes

Bellator regresa y convence en Miami

ROGER HUERTA (frente) derrotó a Chad Hinton en la pelea estelar de la velada en Hollywood.
ROGER HUERTA (frente) derrotó a Chad Hinton en la pelea estelar de la velada en Hollywood.

El circuito de luchas Bellator comenzó su segunda temporada en el Seminole Hard Rock de Hollywood, pero continuó un historial de peleas entretenidas de artes marciales mixtas (AMM) mientras trata de consolidar su lugar en el mundo de los combates marciales.

La pelea estelar fue la de Roger Huerta contra Chad Hinton, que estaba invicto. Cuando su contrincante lo sujetaba por atrás, Huerta realizó una voltereta de carnero espectacular y transición a una llave de sumisión (llamada "kneebar'') que obligó a Hinton (6-1) a rendirse.

Huerta (21-3-1), quien nació en Los Angeles de padres salvadoreño y mexicano, fue la figura de la noche y ha sido símbolo del auge de las artes marciales mixtas (AMM) en la última década.

Presenta un semblante sonriente a pesar de su historia personal. Quedó huérfano y sobrevivió en las calles de Los Angeles, México y El Salvador antes de encontrar su rumbo y una madre adoptiva.

A diferencia de la UFC, los luchadores de Bellator se ganan el derecho de competir por el título y una bolsa de $100,000 en el octágono. El que se impone, avanza.

El vencedor de los torneos Bellator de ocho luchadores enfrenta al campeón actual en cada una de las cuatro divisiones de peso.

Todos los ganadores de la primera temporada tienen ascendencia latina: -Joe Soto (mexicanoamericano), Lyman Good (puertorriqueño de Nueva York), Eddie Alvarez (ascendencia boricua de Filadelfia) y Héctor Lombard (cubano).

"Aquí saben y reconocen un buen combate de AMM. Por eso tendremos cuatro veladas en el sur de la Florida esta temporada'', manifestó Bjorn Rebney, presidente de la organización Bellator. "Los mejores peleadores- sean conocidos o desconocidos - ganarán'', explicó Rebney. "No dependen de convencer a un promotor''.

"Este año está mejor'', señaló Lombard, ex judoka olímpico cubano (Sydney 2000) y actual campeón de las 185 libras que observaba desde las gradas.

El joven dominicano local Moysés Gabín perdió por decisión y sufrió una cortadura en la frente por un codazo.

Después se presentaría en su trabajo como diseñador gráfico en Broward.

Aún así, manifestó Gabin, sus compañeros de trabajo estaban presenciando su pelea, así que entenderían por qué iría a trabajar con la cortadura en una ceja.

"La mitad de mi oficina está aquí‘‘, destacó.

En uno de los ocho combates, el ruso Georgi Karakhanyan, quien pasó de ser futbolista a las artes marciales mixtas, derrotó a Bao Quatch por nocaut.

  Comentarios