Deportes

Su regreso no cumple con las expectativas

EL PILOTO alemán Michael Schumacher, sale de su de Mercedes, tras correr el Gran Premio de China de F-1.
EL PILOTO alemán Michael Schumacher, sale de su de Mercedes, tras correr el Gran Premio de China de F-1. EFE

Tras cuatro carreras de la temporada de Fórmula 1, la evidencia crece de que el alemán Michael Schumacher ya no es el piloto indomable que alguna vez fue.

El regreso del siete veces campeón, que generó tanta repercusión, se está convirtiendo en una decepción. Más que un plan fríamente calculado, parece cada vez más el antojo vano de un hombre de mediana edad que se aburrió del retiro y que extrañaba la adrenalina de la competencia, pero que también cometió el error de convencerse de que no había perdido aquella vieja magia.

Schumacher no puede ocultar sus 41 años y las arrugas que se forman dentro de su casco no son la única señal. No se ha podido sacudir el entumecimiento causado por la falta de competición y, si sigue así, el piloto más exitoso de la historia de la categoría podría terminar el año sin una victoria.

Los pilotos más jóvenes no han tenido problemas en superarlo, incluso en la lluvia, donde era tan difícil de vencer por sus nervios de acero, su pasión por el riesgo controlado y su seguridad al volante. Tras retirarse como una figura casi invencible, Schumacher ahora se ve apenas común.

"Es tan estimulante como correr contra cualquier otro piloto'', dijo el británico Lewis Hamilton, piloto de McLaren, el fin de semana, cuando le preguntaron qué sentía al enfrentarse al poseedor de muchos de los récords de la F1.

  Comentarios