Deportes

EEUU apunta a cuartos de final

Nada está escrito en el deporte, pero alguna extraña confluencia de factores debería producirse para que Estados Unidos no avanzase a los cuartos de final del mundial de básquetbol.

La selección estadounidense se mide el lunes a la débil Angola y Rusia se enfrenta a Nueva Zelanda en la tercera jornada de partidos de segunda ronda en el estadio Sinan Erdem de Estambul.

No es la primera vez que Estados Unidos y Angola se encuentran en una competencia internacional. El famoso "Dream Team'' de Michael Jordan y Ervin "Magic'' Johnson se cruzó con Angola en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Y el resultado fue escandaloso: 116-48.

Es posible que la diferencia en Turquía no sea tan abultada, pero casi nadie duda del triunfo estadounidense.

La selección que dirige Mike Krzyzewski llega a octavos de final invicta en sus cinco partidos de la fase de grupos y con Kevin Durant como máxima figura. Sólo Brasil puso contra las cuerdas al combinado NBA, que llegado el momento decisivo quiere corregir errores.

"No hemos jugado con la consistencia que queríamos'', dijo el base Stephen Curry.

Desde que finalizó la primera ronda, Estados Unidos ha disfrutado de tres días para descansar, recuperar y comenzar a preparar la fase final del torneo. El objetivo de Krzyzewski es mentalizar a sus jugadores, acostumbrados a formatos NBA de siete partidos por serie, de que en este tipo de campeonatos un solo error te manda de vuelta a casa.

"Necesitamos jugar muy bien y prepararnos para la semana que se nos avecina'', aseguró.

Probablemente Angola no sea el rival más complicado para empezar. El equipo africano sorprendió en la primera fase derrotando a Alemania y a Jordania. Estados Unidos espera una Angola muy agresiva, en la que seguramente brille su gran estrella Olimpio Cipriano.

Si Estados Unidos avanza, su rival en cuartos de final saldrá del Rusia-Nueva Zelanda, un encuentro imprevisible en el desenlace, pero en el que Rusia viste los galones de favorita como uno de los mejores conjuntos europeos.

La selección rusa finalizó segunda de grupo con cuatro victorias y un solo revés frente al anfitrión Turquía. El pívot Sasha Kaun lidera la faceta anotadora con una media de 12,6 puntos por encuentro.

Por su parte, Nueva Zelanda fue una de las sorpresas del Grupo D, en el que derrotó a Canadá, Líbano y Francia. La gran figura neozelandesa, el alero Kirk Penney, promedia 25,4 por partido y es el segundo máximo anotador del torneo, sólo por detrás del argentino Luis Scola.

La segunda ronda se completará el martes con el esperado Argentina-Brasil y Lituania-China.

  Comentarios