Deportes

Brady siente miedo en el accidente

Después de haber tenido un fin de semana triunfal, Tom Brady, el quarterbak de los Patriots de Nueva Inglaterra, habló hoy por primera vez del accidente de tráfico que protagonizó el pasado jueves y del que salió ileso.

"Me sentí completamente fuera de lugar, con miedo, sin saber que hacer'', comentó Brady al explicar lo sucedido el jueves cuando su automóvil chocó con un vehículo pequeño de transporte público que se había saltado un semáforo en rojo. "Cuando sucedió no sabía lo que hacer estaba completamente bloqueado''.

Brady durante la entrevista semanal que tiene todos los lunes en la emisora de radio WEEI, de Boston, explicó que se quedó sentado en el coche, mirando alrededor y tratando de recuperar su compostura.

''Luego salí del coche y vi a una mujer a la que pregunté si estaba bien, me respondió que sí y ella me hizo la misma pregunta para decirle que me encontraba perfectamente'', explicó Brady. "Luego mi gran preocupación fue conocer si dentro del otro vehículo todos estaban bien''.

Brady reconoció que luego su gran preocupación era cómo llamar al entrenador en jefe de los Patriots, Bill Belichick, para decirle que iba a llegar tarde al entrenamiento.

''Por fortuna, alguien me preguntó si quería que llamase al 911, el teléfono de la policía, y me pareció una buena idea, aunque en mi mente seguía la preocupación de cómo avisar a Belichick que iba a llegar tarde al entrenamiento'', subrayó Brady.

El jugador de los Patriots, que fue atendido por el personal médico que llegó al lugar del accidente, no sufrió ningún tipo de lesión y su gran preocupación fue que se atendiera a una persona que iba dentro del otro vehículo y que tuvo que ser hospitalizada.

Brady también sintió preocupación por una mujer que paseaba su perro por la intercesión donde se registró el accidente y podría haber sido golpeada. ''Por fortuna no resultó herida y tengo que agradecer que en el momento del accidente era el conductor más concentrado que podría haber en la ciudad'', destacó Brady. "Estaba haciendo todas las cosas que te piden cuando llevas en tus manos el volante de un automóvil''. Sin embargo, Brady reconoció que el momento más intenso que vivió fue horas después de haber ocurrido el accidente cuando llegó a su casa y vio a su esposa, la súper modelo Giselle Bundchen, y al hijo de ambos. ''Tenía ansiedad por llegar a mi casa y ver a mi familia... eso me hizo sentir bien'', destacó Brady. "He protagonizado un accidente y puedo volver a casa, sencillamente, Dios, soy un afortunado y un bendecido''. El mariscal estelar de los Patriots, que 24 horas después de ocurrido el accidente firmó una extensión de contrato por 72 millones de dólares y cuatro temporadas más, para convertirse en el jugador mejor pagado en la historia de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), también dejó un mensaje para todos los conductores. ''Lleven puestos siempre los cinturones de seguridad'', subrayó Brady. "Eso es lo que puedo decir a todo el mundo. Nunca sabes lo que puede ocurrir cuando estás conduciendo''.

  Comentarios