Deportes

Temperaturas altas

Septiembre con temperaturas muy altas, no le dice nada al fanático que viene de un verano muy caliente y perfectoy no nota los cambios que se avecinan.

El Dorado comió muy bien entre Abril y Mayo. En Junio y Julio pequeñas escuelas de Dorados mantuvieron en jaque a los fanáticos de esta especie, tan pequeños que era difícil llegar a las 20' pulgadas y 10 por persona que exige la ley.

Sin embargo el Pargo, las Rabirrubias y otras especies de fondo balancearon la pesca durante esos meses. El Caballerote se hizo sentir duro entre Julio y Agosto y todavía en los Cayos, se hacen buenas mareas con sardinas vivas o frescas.

Desde luego, la luna esta llenando y el Caballerote que con luna, no come y se despide de nosotros hasta el año que viene. El pez mas destacado ha sido el Serrucho, se ha mantenido todo el año en el litoral de Miami, por toda la costa norte de la Florida y los Cayos.

Pero Septiembre para las especies de verano representa una etapa de transición con la llegada de Octubre, la tierra se inclina sobre su propio eje, dando paso al equinoccio de invierno y recibiendo lo rayos solares con menos intensidad en el trópico las aguas empiezan a enfriarse y comienza una emigración rumbo sur.

Las especies de invierno sufren el mismo efecto de cambio al norte bajan en busca aguas mas calidas y entonces los peces cambian en nuestra área. Por lo tanto Septiembre, nos brinda este mes el Emperador, algunos Dorados grandes que bajan de Cabo Cañaveral, el Bonito grande y pequeño que se hace sentir, el Peto se acerca al área y el Pavón Mariposa (de agua dulce) entra en etapa de desove y se alborota.

Se puede pescar, pero las especies que abundan durante este mes, no son de las más populares, con excepción del Bonito y los Dorados, los demás requieren de una técnica depurada, que muchos no practican.

El Serrucho come bien en invierno, debe mantenerse y la pintada o Spanish Mackerel es el plato que todos esperan, 12 pulgadas de largo y 15 por persona excelente regulación, pero hasta Octubre y con la llegada de un frente frío, no nadan por estas aguas.

Realmente hay que darle gracias Dios, porque los huracanes no han afectado nuestra área, protegiendo a los humanos y manteniendo los ciclos de temporadas perfectos. Este verano, ha sido maravilloso para la pesca deportiva.

  Comentarios