Deportes

El cubano mantiene su invicto

Ante un rival que combatió más con la cabeza que con los puños, Luis Franco conservó el viernes en la noche su invicto y dio un paso importante para ser tomado en cuenta como el resto de sus compatriotas que triunfan en el boxeo profesional.

El habanero (7-0, 5 KO) venció por decisión unánime en la división pluma al dominicano Wilton Hilario (12-2-1, 9 KO) en el Buffalo Bill Resort Casino en Nevada, donde han peleado otros antillanos.

"Me siento contento porque todos pudieron ver al Luis Franco dispuesto a todo por lograr sus sueños de campeón'', expresó el púgil vía telefónica. "Fue una pelea difícil, pues el rival tuvo trucos sucios, pero lo mantuve a raya''.

Ciertamente, Hilario entró con la cabeza repetidamente y no se explica como el árbitro no penalizó al quisqueyano que, incluso, se llegó a cortar en uno de sus embates contra el cuerpo de Franco.

De lo que sí no se libró Hilario fue de un punto por golpear por debajo de la faja en el tercer asalto, pero no cabe duda de que pudo haber sido descalificado por su poco limpia manera de combatir.

"Este no es un rival fácil'', explicó Richard Doval, uno de los promotores de Franco. "Hilario fue el compañero de sparrings de Orlando Salido para su pelea contra Yuriorkis Gamboa, así que se había preparado bien para vencer al cubano''.

Más allá de las fallas técnicas de Hilario, Franco conectó los mejores golpes y logró combinaciones que hicieron impacto en su rival, aunque no pudo llevarlo a la lona.

Franco conquistó la mayor parte de los ocho asaltos, pero a ratos cayó en la trampa de Hilario al ir a un estilo cuerpo a cuerpo donde no siempre pudo pegar con comodidad y quedó muy parado delante del dominicano.

"Todo combate es un aprendizaje y llegar a los ocho asaltos me permite hacer un balance de mis fuerzas'', comentó el cubano. "Creo haber llegado bien físicamente al final y estoy listo para ir por los 10 asaltos y contra un oponente superior''.

Según Doval, los ejecutivos de Showtime quedaron impresionados con Franco y reconocieron que Hilario no contribuyó a una pelea más vistosa, pero prometieron que el cubano estaría en una próxima velada en la cadena de televisión.

Campeón mundial juvenil, con dos títulos nacionales y uno de los favoritos de los expertos para ganar una medalla en los Juegos de Pekín 2008, el habanero fue separado de la preselección nacional por sospechas de querer abandonar la delegación en el país asiático.

En junio del 2009 cruzó la frontera desde México y el 31 de julio debutó como profesional.

  Comentarios