Deportes

Estocada de los Bulls al Heat

DWYANE WADE coloca el balón sobre la marcación de Omer Asik, en el vibrante juego del jueves entre el Heat y los Bulls de Chicago, que tuvo el sabor de los playoffs.
DWYANE WADE coloca el balón sobre la marcación de Omer Asik, en el vibrante juego del jueves entre el Heat y los Bulls de Chicago, que tuvo el sabor de los playoffs. Getty Images

Como si hubiese sido un adelanto de los playoffs, los Bulls de Chicago vencieron 93-89 al Heat de Miami la noche del jueves.

Derrick Rose (26), Luol Deng (20) y Carlos Boozer (16) fueron los mejores para los Bulls (39-16).

Mientras, Dwyane Wade estalló con 34 puntos y LeBron James anotó 29 para dejar al Heat con un récord de 42-16.

Wade regresó a su ciudad natal, que mantiene con él una relación amor odio, desde que en el verano pasado el jugador estuvo a punto de incorporarse a los Bulls, pero al final ayudó al Heat a contratar a James y Bosh.

El encuentro del jueves tenía mucho significado con miras a los playoffs en la Conferencia Este.

Además estaba en juego ventaja en la serie particular entre ambas escuadra, y ahora los Bulls están adelante 2-0 y ganaron el derecho de campo en caso que ambos empaten en puntaje al final de la campaña.

El 15 de enero pasado, en un final electrizante, los Bulls vencieron 99-96. En esa oportunidad James no jugó debido a una lesión.

El jueves empezó una seguidilla de 13 partidos para el Heat, en los cuales en 12 deberá enfrentar a equipos con legítimas posibilidades para los playoffs. Ahí se incluyen una vez mása Chicago, a los nuevos Knicks de Nueva York el domingo, Orlando, San Antonio dos veces, Portland, los Lakers, Memphis, Oklahoma City, Atlanta y Denver.

El único partido para los de Miami, de aquí al 19 de marzo, contra un rival fuera de los playoffs es el viernes contra los Wizards de Washington.

Para el Heat resulta vital terminar en el primer lugar en la Conferencia Este y así evitar enfrentarse antes de la final a dos grandes, los Celtics de Boston y el Magic.

El juego del jueves fue una batalla golpe a golpe con un resultado que pudo ser para cualquiera.

  Comentarios