Deportes

Cabrera se siente bienvenido por Tigres tras arresto

El toletero venezolano Miguel Cabrera dijo el viernes que se sintió bienvenido cuando se reencontró con sus compañeros de los Tigres de Detroit por primera vez en esta pretemporada, luego de su arresto por presuntamente manejar alcoholizado.

"Lo aprecié, lo que hicieron por mí'', dijo Cabrera. "Me siento cómodo con estos muchachos, los amo. Ellos siempre han sido buenos conmigo, así que ahora tengo que hacer muchas cosas buenas por ellos. Ahora mismo me voy a preparar con mucha fuerza para estar listo para ganar partidos''.

Cabrera, que fue arrestado el 16 de febrero, no jugó el viernes en la victoria de los Tigres por 17-5 sobre Florida Southern College, un equipo universitario de División II de Lakeland, sino que practicó bateo y fildeo. Tampoco se espera que viaje a Dunedin, Florida, para el debut de Detroit en el béisbol primaveral el sábado frente a los Azulejos de Toronto.

El manager Jim Leyland anticipó el viernes que era poco probable que Miguel Cabrera jugara el fin de semana y no se sabe cuándo lo volverá a utilizar.

Leyland evitó la mayoría de las preguntas sobre el tema, pero indicó que espera que el inicialista tenga la mejor temporada de su carrera. También confirmó que Cabrera, de 27 años, será el primera base titular cuando Detroit inaugure su campaña regular el 31 de marzo en Nueva York.

El venezolano, que terminó segundo en la votación de Jugador Más Valioso de la Liga Americana el año pasado, habló el viernes sobre su peso, no sobre su audiencia de procesamiento el 16 de marzo.

"Me siento bien. Todos se preocupan por mi peso y lo que hago en el receso, pero ahora me siento bien'', dijo. "No me preocupo porque pudiera estar pasado de peso. Trabajé duro durante el receso así que ahora sólo me preocupo por el béisbol y por estar listo para la temporada''.

Con sus compatriotas Víctor Martínez y Magglio Ordóñez en el orden, Cabrera dijo sentirse confiado para la temporada.

"Si nos mantenemos sanos, vamos a ser muy buenos, muy peligrosos'', dijo. "Si nuestros lanzadores, nuestro personal, pueden estar sanos, creo que tenemos una buena oportunidad de ganar''.

Cabrera fue arrestado el 16 de febrero bajo la sospecha de conducir ebrio y por encarar a un policía sin uso de violencia, ambos delitos menores.

El toletero dijo el viernes que ingresará a un programa de terapia que es administrado por Grandes Ligas y el sindicato de peloteros.

Cabrera ha protagonizado otros incidentes por culpa de la bebida. En 2009, el inicialista estuvo involucrado en una pelea con su esposa tras pasar una noche de copas, luego de un partido al final de la temporada regular en que su club cedió a los Mellizos de Minnesota la punta de la división Central de la Liga Americana.

El gerente del equipo, Dave Dombrowski, tuvo que recoger a Cabrera en la comisaría en esa ocasión, aunque no se le formularon cargos.

  Comentarios