Deportes

Púgil cubano a pelea decisiva ante el Ruso Negro

Yordanis Despaigne en su combate previo en Miami.
Yordanis Despaigne en su combate previo en Miami.

En inglés se usaría la frase "make or brake'', en español sería algo así como ‘‘ahora o nunca'', pero Yordanis Despaigne está consciente de que, en cualquier idioma, se lo juega todo en su próxima pelea.

El liger pesado cubano enfrentará este viernes en Kissimmee, Orlando, a Ismayl Sillakh (14-0, 12 KO), en el combate estelar de la cartelera Friday Night Fights que transmite la cadena ESPN2.

"Nadie tiene que recordarme lo importante que esta pelea para mí'', comentó Despaigne, clasificado número nueve en el ranking del Consejo Mundial del Boxeo (CMB). "Reconozco que mi rival es difícil, pero lo voy a presionar todo el tiempo y no le daré ni un minuto de respiro. A Miami regreso con el éxito''.

En este caso se trata de dos púgiles con brillantes carreras amateurs.

Sillakh ganó y perdió ante varios cubanos en sus más de 300 actuaciones antes de entrar al boxeo profesional, y conquistó un cetro del orbe en la categoría juvenil en el 2001, así como dos medallas de plata en los mundiales del 2005 y el 2007.

Despaigne (8-0, 4 KO) ganó múltiples torneos en su etapa amateur, una medalla de bronce en un mundial, y tiene entre sus triunfos principales una victoria contra el actual campeón del Consejo, el canadiense Jean Pascal.

Sillakh, a quien se le conoce como el "Ruso Negro'' -su madre es de ese país y su padre de Sierra Leona-, es muy propenso a finalizar sus combates antes del límite y, de hecho, algunos expertos lo colocan como el favorito.

No por gusto está por delante del cubano en el ranking, en el octavo puesto. El que gane este combate pudiera acercarse a un combate superior en relevancia y dinero, el que pierda habrá retrocedido en tiempo y espacio.

"No importa lo que digan por ahí, Yordanis está listo para este reto y demostrará porqué merece ser campeón'', expresó el promotor Luis De Cubas, quien representa a Despaigne a través de Caribe Promotions. "Los dos fueron buenos como amateurs, pero Yordanis será el mejor como profesional. No tengo duda''.

El cubano ha tenido dos años muy activos desde que pasara al pugilismo rentado con cuatro peleas en el 2009 y otras cuatro en el 2010. Su mejor victoria se produjo en mayo de este último año ante el estadounidense Richard Hall por decisión unánime.

Sin duda, la división ligero pesada vive un momento de revitalización con hombres como Pascal, y otros campeones como Champion Tavoris Cloud, Beibut Shumenov y Jurgen Brähmer, sin dejar de contar al veteranísimo Bernard Hopkins y al siempre peligroso Chad Dawson.

"Básicamente, el ganador de este combate tendrá el derecho de retar a uno de estos campeones y buscar la gloria'', agregó Despaigne principal de la velada que llegará a la pantalla de ESPN2 a partir de las 10:00 p.m. "Ese retador quiero ser yo''.

  Comentarios