Deportes

LeBron y el Heat se quedan cortos

S AN ANTONIO - Antes del inicio del juego 3 de la serie final el entrenador Erik Spoelstra dijo a los medios que no hubo ningún cambio en la preparación por no tener un día más entre los juegos 2 y 3, añadiendo que eso no le importa, pero por lo visto el martes sí importa.

El Heat, aún con los mismo jugadores, pareció un equipo muy diferente al que jugó el domingo en el American Airlines Arena cuando empató la serie 1-1.

En San Antonio el equipo de Miami olvidó de pronto los fundamentos del básquetbol y los Spurs, alentados por los presentes en el AT&T Center, se llevaron un importante triunfo 113-77 mostrando una cara bien distinta a la del segundo juego.

“Creo que una vez que empiezas a jugar, se prefiere jugar todos los días. Nuestros chicos prefieren no tener ese día extra para pensar en ello”, dijo Spoelstra antes del juego. “Se que podemos superar ese nivel de urgencia que van a tener ellos esta noche”.

La verdad fue que no pudo. Un Heat desconocido nunca presionó en defensa y su falta de energía y su frustración fue más que evidente, cometiendo muchos errores a la ofensiva que fueron muy bien aprovechados por los locales.

Los Spurs, en cambio, fueron mucho más agresivos, tomaron más rebotes, tiraron más y mejor y se merecieron más el triunfo.

Por San Antonio los mejores fueron Danny Green con 27 puntos, Gary Neal con 24, Kawhi Leonard con 14 y Tim Duncan con 12 puntos y 14 rebotes.

Por Miami destacaron Dwyane Wade con 16 puntos, Lebron James y Mike Miller con 15 y Chrish Bosh con 12.

La primera mitad fue dominada de principio a fin por los Spurs, que se fueron a descansar arriba 50-44 tras ganar los dos cuartos con la colaboración inesperada de Neal con 14 puntos (4-6 en triples) y aprovechar que James estaba frío (2-8).

El primer cuarto terminó 24-20 a favor de los Spurs, quienes estuvieron delante durante todo el parcial gracias a su mayor agresividad y su eficacia anotadora.

En cambio el Heat no contó con tan buena puntería- solo Wade (8) se salvaba de la quema- y aun así se las ingenió para recuperar una desventaja de siete puntos y terminar debajo apenas por cuatro.

El segundo tampoco comenzó muy bien para el equipo de Miami, que a pesar de intentarlo no lograba darle caza a San Antonio, que llegó a estirar a 11 en el ocaso del parcial apoyado en los tiros de Neal.

A falta de un minuto Miami se puso a uno con el tercer triple de Miller y luego Wade con un tiro de revés empató por primera vez el encuentro, pero San Antonio rápidamente recuperó la punta con dos canastas consecutivas de tres puntos, esta última sobre la bocina.

La segunda mitad fue un desastre.

El Heat salió totalmente desconcentrado en el tercero y lejos de reducir la diferencia veía como los Spurs aumentaban a 13 la ventaja. Todo continuó igual hasta la mitad del cuarto y solo Miller los mantuvo en juego.

Los errores del Heat se sucedían y San Antonio ante el delirio de los presentes le hacía pagar abriendo cada vez más la brecha (21 puntos). Al terminar el tercer cuarto los Spurs ya ganaban 78-63.

En el último parcial el Heat con más corazón que cabeza intentó la desesperada, más que nada evitando una mayor humillación, pero la suerte estaba echada y no pudieron impedirlo. Spoelstra sacó bandera blanca con más de cinco minutos por jugar, perdiendo el choque por 36 puntos.

Ahora la serie favorece 2-1 a San Antonio, donde el jueves se llevará a cabo el cuarto juego de la Final.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios