Deportes

Deserta pelotero cubano en París

Cuando la selección cubana de béisbol festejó este domingo su primera victoria en el torneo de béisbol de Rotterdam, Odrisamer Despaigne Orué celebró también, pero con motivos muy diferentes a los de sus compañeros de equipo.

Despaigne abandonó el sábado la selección cubana en el aeropuerto Charles de Gaulle de París, Francia, en la escala que realizaba el elenco antillano con vistas a su participación en el evento en Holanda y su paradero actual es desconocido.

Uno de los baluartes de la rotación de pitcheo de la novena de los Industriales en la isla, el serpentinero derecho formaba parte del conjunto Occidentales que viajó a Holanda para representar a Cuba en la edición 14 de esta cita europea.

Con 26 años, Despaigne, quien es hijo del expitcher Francisco Despaigne, estaría buscando reunirse con su padre quien actualmente reside en España, y se espera que sus intenciones reales sean jugar en el béisbol de las Grandes Ligas, según el blog Baseball de Cuba, el primero en dar la noticia.

Despaigne se unió a Aroldis Chapman y Gerardo Concepción, dos lanzadores zurdos que también abandonaron la concentración de la selección cubana en Rotterdam en las ediciones de 2009 y 2011, respectivamente.

Chapman es actualmente el cerrador estelar de los Rojos de Cincinnati y Concepción firmó por cinco años y $6 millones con los Cachrorros de Chicago en marzo de 2012.

Nacido el 4 de abril de 1987 en La Habana, Despaigne participó en ocho Series Nacionales con el elenco capitalino Industriales (51-39, 3.65) y en la última temporada alcanzó balance de 5-2, con efectividad de 2.58.

Considerado uno de los principales lanzadores de la pelota cubana de la última década, Despaigne tiene una recta superior a las 90 millas, y se destaca por su coraje y explosividad sobre el terreno.

La novena antillana no tuvo comentarios al respecto en su partido de hoy contra Curazao, equipo al que derrotaron 3-0 con una gran labor del derecho Ismel Jiménez.

Jiménez soportó seis hits, ponchó a 10 ponches y regaló un boleto en ocho episodios de labor.

Por Cuba destacaron Andy Ibáñez (4-3, dos anotadas) y Yuliesky Gourriel (3-2, triple y una remolcada).

Este lunes la selección cubana enfrentarán a los holandeses, quienes los superaron en dos oportunidades en el tercer Clásico Mundial de marzo último.

Holanda cuenta con 10 representantes del plantel que alcanzó el cuarto puesto en el III Clásico, entre ellos el serpentinero zurdo Diegomar Markwell, quien le ganó a Cuba en la justa del orbe.

El torneo de Rotterdam, que tuvo su primera edición en 1985 y se efectúa con carácter bienal, se jugará por el sistema de todos contra todos, a dos vueltas, y los planteles que concluyan en los dos primeros lugares de la eliminatoria se enfrentarán por la medalla de oro el 7 de julio.

Los cubanos buscan reconquistar el título perdido hace dos años contra Taipei de China, el otro equipo presente en la competencia.

  Comentarios