Deportes

Dos peloteros cubanos suspendidos por intento de fuga de la isla

Los prospectos del béisbol cubano Dayron Varona y Jorge Hernández fueron excluidos del actual campeonato local luego de ser sorprendidos en un “intento de salida ilegal” de la isla, informó este miércoles la federación local.

El jardinero Varona, 25 años, y el lanzador Hernández (23) causaron “baja” de sus respectivos clubes, Camagüey y Cienfuegos, por “intento de salida ilegal” del país, señaló la Federación de Béisbol de Cuba, en una nota divulgada por el portal oficialista Cubadebate (www.cubadebate.cu).

Varona promedió a la ofensiva en la pasada temporada para 328 (290-95), mientras que Hernández fue uno de los puntales en el tercer lugar que logró Cienfuegos.

El último juego donde participó Varona fue el viernes 15 de noviembre en un encuentro entre Camagüey y Holguín en el estadio agramontino Cándido González. Bateó de 4-2 y ocupó la sexta plaza en la alineación.

En la presente 53 Serie Nacional Varona promediaba para .250, con cuatro hits en 16 turnos en cinco encuentros.

Dayron militó en el equipo campeón de la pelota cubana en la pasada contienda cuando fue escogido como refuerzo por Villa Clara, que derrotó en el playoff final a Matanzas.

Antes de la actual campaña, el camagüeyano promediaba de por vida para .310, con 38 jonrones y 195 remolques en seis series.

Varona tuvo su primera participación internacional con la selección cubana el pasado año cuando integró el conjunto que viajó a Estados Unidos en julio y fue barrido en cinco partidos, en un tope con un equipo universitario de ese país.

Participó en cuatro encuentros y se fue de 7-0 con cinco ponches.

El cienfueguero Hernández fue el lanzador encargado de la apertura en el primer desafío de la actual serie ante Pinar del Río y obtuvo una de las tres victorias que tiene el elenco sureño en la campaña, que presenta balance de 3-11, el peor entre las 16 novenas en la liga antillana.

En la pasada temporada tuvo récord de 13-6, efectividad de 2.78 y propinó 63 ponches en 129.2 innings de actuación, en 22 partidos como abridor. Dio 29 boletos.

El pitcher cienfueguero integró el conjunto de Cuba que participó en el Torneo de Rotterdam en Holanda en julio donde desertó el derecho Odrisamer Despaigne en una escala en París. Compartió en ese equipo con José Dariel Abreu, Erisbel Arruebarruena y Raicel Iglesias, quienes abandonaron la isla en los meses posteriores.

La novena de Cienfuegos ha sufrido varias bajas importantes en los últimos meses entre ellas la del primera base Abreu, quien firmó por seis años y $68 millones con los Medias Blancas de Chicago en octubre, el mayor contrato conseguido por un agente libre internacional.

Otra baja sensible es la del torpedero Arruebarruena, quien se encuentra en proceso para establecer residencia en un tercer país para declararse agente libre antes de que finalice el año.

El agramontino y el cienfueguero se unen a la oleada de jugadores cubanos que buscan cumplir el sueño de jugar en la Grandes Ligas.

En lo que va de año, unos diez beisbolistas cubanos fueron excluidos de sus equipos y sancionados por intentar abandonar la isla de forma ilegal.

Los intentos de fuga se han incrementado en el béisbol local en los últimos meses, a pesar de que el gobierno de Raúl Castro aprobó en septiembre una nueva política de remuneración para los deportistas, que fija aumentos sustanciales de salarios, premios por resultados y permisos para fichar en clubes extranjeros.

Esa nueva política salarial implica un regreso al deporte rentado, que había sido abolido por Fidel Castro en 1961.

Expertos locales consideran que el aumento de las fugas responde a los contratos millonarios que han firmado algunos beisbolistas locales en las Grandes Ligas y al excepcional año que tuvieron algunos emigrados, como el lanzador José Fernández (Marlins de Miami), Yasiel Puig (Dogers de los Angeles) y Yoenis Céspedes (Atléticos de Oakland).

  Comentarios