Deportes

Firman pelea para el cubano Solís

El cubano Odlanier Solís enfrentará al estadounidense Tony Thompson, de 42 años, el próximo 22 de marzo, posiblemente en Kusadasi, Turquía, en una pelea que puede impulsar al vencedor a pelear por la corona mundial de los pesados.

El promotor de Arena Box, Ahmet Oner, hizo el anuncio el viernes.

“Todos los contratos han sido firmados, la pelea va”, confirmó Oner. “Solís vs. Thompson es un combate muy atractivo y puedo programarlo en cualquier lugar porque despertará interés en el mundo entero. Esta es la clase de peleas que se necesitan para revivir la división de los pesados”.

Solís (20-1 con 13 KOs) y Thompson (38-4, con 26 KOs) llegaron a disputar el título mundo de la máxima categoría, pero cayeron por KO ante los hermanos ucranianos Klitschko. El cubano fue vencido por Vitali en el primer round en marzo del 2011, cuando una lesión en la rodilla sembró la duda sobre la prontitud del resultado; y el estadounidense ante el menor Wladimir, en julio del 2008 y del 2012.

Oner persiste en su meta de llevar de llevar al cubano a la cima de los peso pesados y piensa que el 22 de marzo es la gran oportunidad.

“Cualquiera de los dos puede ganar”, comentó el promotor. “Pero creo en mi boxeador y estoy convencido que Odlanier será campeón del mundo. Primero tiene que derrotar a Thompson, y estoy seguro que el ganador tendrá una nueva oportunidad de pelear por la corona a fines del 2014 y a más tardar en el 2015”.

Solís tiene 33 años. Desde que perdió frente a Klitschko ganó en sus tres últimas salidas y posee el título intercontinental de la Federación Internacional de Boxeo. Viene de vencer por KO al séptimo asalto al turco Yakup Saglam.

Pese a los 42 años, Thompson no es una presa fácil. El portal de internet, Boxingscene afirma que el natural de Washington, DC, se ha “reinventado” gracias a un magnífico 2013 en el que ganó sus tres peleas, dos de ellas por KO técnico y la última por decisión unánime.

El portal Boxing 24 Hours escribió que “Thompson resurgió gracias a haber sorprendido dos veces a la esperanza británica David Price”.

Para Solís resulta muy positivo que se haya pactado esta pelea, porque ha venido de frustración en frustración.

Se retiró del combate pactado para el 26 de noviembre contra Kevin Johnson porque recibió de la FIB para defender a principios de enero su corona intercontinental contra el camerunés residente en Francia Carlos Takam (28-1, 22 KO). Esa pelea tampoco se hará, pero finalmente Solís tiene fecha para mostrar sus progresos y su ambición.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios