Deportes

El cubanoamericano Aric Almirola con expectativas muy altas

El cubanoamericano Aric Almirola comenzara la temporada del 2014 con NASCAR con metas muy altas, luego de haberse ubicado en el puesto 18 el año pasado.

El gran objetivo del “Misil cubano” es conseguir su primera victoria en los siete años que lleva corriendo con los coches standard.

Almirola cuenta para la próxima campaña con un mayor apoyo de su equipo, tiene nuevos patrocinadores y además está la gran expectativa de la comunidad latina que quiere verlo de una vez por todas en lo más alto del podio.

La escudería para la que corre Almirola, Richard Petty Motorsports, anunciará un nuevo acuerdo de patrocinio para el carro número 43 que conduce el cubanoamericano.

En NASCAR no solo basta que el piloto tenga gran pericia para salir airoso. Es necesario además todo un equipo de calidad que le dé el soporte técnico para que la máquina pueda funcionar de manera óptima.

Para respaldar todo este esfuerzo colectivo es vital el apoyo financiero, y por ello el anuncio de un nuevo patrocinio para el bólida de Almirola es el respaldo que necesitaba el “Misil Cubano” para ponerle combustible a su campaña.

En diciembre pasado, Almirola fue padre por segunda vez y esto le ha servido como motivación para seguir luchando en pos de grandes objetivos en NASCAR.

Almirola tiene 29 años y nació en una base aérea en Fort Walton Beach, en Florida.

Cuando apenas tenía ocho años de edad empezó a correr en go-karts y a los 14 probó suerte a nivel nacional.

En el 2002 ingresó a las divisiones promocionales y desde entonces ha ido escalando niveles.

Ahora se encuentra en un momento preciso para afirmarse como uno de los pilotos de mejores proyecciones en NASCAR.

  Comentarios