Deportes

Chile arranca en el Mundial con victoria 3-1 sobre Australia

La selección chilena derrotó ajustadamente a su similar de Australia por 3-1 en un disputado partido jugado en el estadio Arena Pantanal de la ciudad de Cuiabá válido por el grupo B de la Copa del Mundo de Brasil.

Chile consiguió un apretado triunfo gracias a los goles de su estrella Alexis Sánchez a los 12 minutos, de Jorge Valdivia a los 14 y de Jean Beausejour a los 90+1, mientras que el legendario centrocampista Tim Cahill puso el descuento para el seleccionado australiano.

La Roja sudamericana consolidó su victoria en el primer tiempo, que dominó a placer, pero en la segunda parte tuvo muchos errores en los pases y terminó nerviosa por la bien plantada defensa de los ‘Socceroos' que además tuvieron varios contragolpes que no supieron aprovechar.

El mediocampista chileno Arturo Vidal volvió a jugar un partido desde el inicio tras recuperarse de una operación en la rodilla después de poco más de un mes, pero no tuvo gran trascendencia en el juego de su equipo y fue sustituido.

El ingreso del delantero Jean Beausejour en la segunda parte fue crucial ya que le dio gran salida por la izquierda, además de marcar el tercer gol de Chile.

Más de 25,000 chilenos llegaron hasta el Arena Pantanal para alentar a su equipo, encabezados por su presidenta Michelle Bachelet, quien en medio de una visita oficial a Brasil, estuvo en Cuiabá para alentar a La Roja.

Con este resultado, Chile suma tres puntos y es segundo del grupo B detrás de Holanda que goleó 5-1 a la campeona España que, junto a Australia, no tienen puntos.

En la siguiente fecha de este grupo, Chile jugará con una herida España el miércoles en Río de Janeiro, mientras que Holanda buscará asegurar su clasificación ante Australia el mismo día en Porto Alegre.

Chile se hizo dueño del juego desde el principio del mismo, con los nervios obvios de comenzar un Mundial, lo que se notó a la hora de hilar pases los que no llegaban a buen destino, sumado a que era difícil superar el sistema defensivo que armó el DT australiano, Ange Postecoglou.

El premio a este dominio llegó a los 12 minutos tras un gran pase del milagrosamente recuperado Arturo Vidal a la derecha a Charles Aránguiz, quien dejó en el suelo al arquero Mathew Ryan y centró el balón a la cabeza de Eduardo Vargas quien se la dio al estupendo Alexis Sánchez, que metió la pelota en un lugar imposible, entre el palo y portero, provocando la locura de la masiva hinchada chilena.

Dos minutos después, con un genial movimiento de cintura, Sánchez dejó a su marcador y desarmó la defensa oceánica, para luego entregar un gran pase a Jorge Valdivia, quien marcó el segundo tanto.

Tras los dos goles, Chile logró la tranquilidad necesaria para manejar la pelota, al son del ¡ole, ole! de su hinchada, y ante la impotencia del equipo australiano.

Pero cuando Chile dominaba el juego a placer, un centro desde la izquierda puso en evidencia el mayor problema de La Roja: el juego aéreo, ya que el mítico centrocampista australiano Tim Cahill recibió el balón y marcó de cabeza.

En la segunda etapa Chile se descontroló. Si bien mantuvo la pelota fue errático en el toque de balón y además sufrió la marca de Australia en zona que esperó para robarle el balón y realizar peligrosísimos contragolpes.

A los 60 minutos, el DT de Chile, Jorge Sampaoli, decidió sacar a Vidal por Felipe Gutiérrez, quien no tuvo una gran noche en su retorno tras la recuperación de una operación en la rodilla, y se fue muy molesto al momento.

Luego ingreso Jean Beausejour, por un agotado Jorge Valdivia, que cuando se jugaban los descuentos, marcó el tercer gol que le da su primera victoria a un equipo chileno deseoso de ser sorpresa en este Mundial.

  Comentarios