Deportes

Pat Riley le pide a los Tres Grandes que permanezcan en Miami

Más que un presidente de una franquicia de la NBA, Pat Riley pareció un predicador de iglesia o un motivador profesional cuando el jueves durante una hora intentó vender la idea de que la era de los Tres Grandes no había terminado.

Sentado en la sala de conferencias de la Arena American Airlines, Riley sermoneó acerca de las tribulaciones de algunas de las legendarias dinastías de todos los tiempos, de los triunfos y los fracasos, de las cimas y los valles, pero sobre todo de la necesidad de mantener el barco a flote en medio de la tormenta.

“Los Celtics, los Lakers, los Spurs ganaron títulos, pero tuvieron años que no ganaron nada’’, recordó Riley. “Creo que todos necesitamos contemplar la realidad. Esto [repetir títulos] es duro. Tenemos que mantenernos juntos y encontrar las agallas. No debemos buscar la puerta de salida y correr’’.

Durante estos días Riley se reunió con LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh y les transmitió un mensaje claro desde lo más alto de la organización: el propietario Mickey Arison está dispuesto a “hacer lo que haga falta’’ para mejorar y seguir en búsqueda de nuevos títulos en los próximos años.

Pero lo cierto es que la posibilidad de que las tres estrellas corten lazos con el Heat y decidan entrar en la agencia libre aparece sobre el panorama en diferentes grados, desde un Bosh que ha declarado abiertamente su deseo por regresar –incluso con reducción de salario- hasta un James que no ha definido su rumbo.

Los tres tienen hasta el 29 de junio para comunicarle al equipo sus intenciones futuras.

Según Riley, ya existe un plan en mente para reestructurar un equipo con 14 de sus 15 integrantes sin contrato o ante el chance de elegir la agencia libre, pero que aún se encuentra en posición de escribir páginas de gloria.

“Lo que solidifica un lazo es algo como lo que pasamos este año, y al final se trata de mantener el curso’’, recalcó el ejecutivo. “Vamos a descubrir de qué estamos hechos. No se trata de opciones, ni de la agencia libre, ni de otra cosa. Se trata de lo que hemos construido aquí en estos cuatro años, y tenemos la posibilidad de hacer algo grande’’.

Siempre buscando elementos de motivación, Riley incluso vinculó la situación de sus estelares con un clásico de la música soul interpretado por James Ingram, “Just Once’’, cuyas letras hablan acerca de “quedarse o salir por la puerta’’ y de que “no somos mejores el uno sin el otro’’.

Al final, Riley solo busca insistir que una negativa de cualquiera de los tres echaría por la borda lo que se ha logrado hasta este momento.

“No creo que necesitamos convencer de nuevo a Chris, Dwyane o LeBron’’, apuntó Riley en referencia al verano del 2010, cuando los reunió bajo la bandera del Heat. “No voy a mostrar anillos sobre la mesa para ellos. Ellos pueden mostrar los suyos’’.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios