Deportes

Portugal le roba la victoria a EEUU a solo segundos del pitazo final

Apenas a segundos de una memorable hazaña, Estados Unidos sufrió el gol del empate 2-2 contra Portugal, la noche del domingo en la Arena Amazonía de Manaos, y por eso el resultado sabe a poco, aunque ayuda a sumar un punto en la batalla por lograr el pase a octavos del final en el Mundial de Brasil 2014.

Con el empate, Estados Unidos sumó cuatro puntos en el Grupo de la Muerte, al igual que Alemania, que tiene mejor diferencia de goles; seguidos por Portugal y Ghana, con un punto cada uno.

El equipo de las barras y las estrellas tendrá que jugarse la vida contra los germanos, el próximo 26 en Recife.

En Manaos, Estados Unidos puso el alma, regó la cancha con su sudor y dio una lección de coraje. Solo había que haber resistido unos segundos más, porque acariciaba la gloria, pero al final ese premio le fue negado.

“Nos faltó suerte”, dijo el capitán de EEUU Clint Dempsey. “Sumanos un punto, pero nos quedamos decepcionados. Ahora hay que esperar el último partido para intentar clasificarnos. Jugamos mejor, creamos mejores chances, pero no alcanzó”.

Dempsey puso en ventaja 2-1 a su equipo a los 81 minutos y, por la forma como venía jugando EEUU, parecía que ese golazo sellaba la victoria. No fue así. Cuando se jugaban los últimos instantes de los 5 minutos adicionales que había concedido el árbitro, Michael Bradley perdió una bola en el medio; Portugal lanzó un desesperado y final ataque y Varela de un balazo sentenció el 2-2, tras un pase magistral de Cristiano, que cayó como una losa para los norteamericanos.

Un gol de Nani a los 5 minutos de iniciado el partido, tras un mal desvío de la pelota del defensor estadounidense Geoff Cameron puso en ventaja a los portugueses.

Jermaine Jones con un cañonazo sobre los 64’ había empatado el marcador en un encuentro vibrante, jugado a todo vapor en medio del calor en el estadio que estaba colmado por 40,123 espectadores, la mayoría de ellos estadounidenses.

“Fue un partido asombroso”, calificó el entrenador de Estados Unidos Jurgen Klinsmann. “Ahora tenemos que mirar adelante y pensar en ganarle a Alemania”.

Klinsmann consideró que el empate conseguido por los lusos en el último minuto no es para culpar a nadie y, por el contrario, elogió el trabajo realizado por sus jugadores.

“Todos jugaron de manera fantástica; se entregaron hasta el límite”, comentó Klinsmann. “Hicieron lo que se debe hacer en un Mundial: mostrar al mundo que eres el mejor de tu país”.

El estratega alemán quedó muy conforme porque, según explicó, su equipo, salvo algunos momentos, puso el ritmo del partido y jugó mejor.

“De seguro ganaron confianza y eso va a ser muy necesario”, dijo el entrenador. “El próximo partido también nos toca una final”.

Bastará que Estados Unidos empate con Alemania para asegurar la clasificación de ambos equipos.

Mientras, los portugueses, que se jugaron una carta segura incluyendo a un Cristiano Ronaldo que desde hace dos meses arrastra una lesión en la rodilla, sintieron el resultado como si les hubiesen puesto una sentencia de muerte, porque ahora no dependen de ellos mismos para clasificarse.

“Sentimos mucha frustración”, dijo Nani, quien juega con el Manchester United. “Sabíamos que teníamos que ganar. Pero Estados Unidos nos complicó el partido. Me da mucha tristeza el resultado”.

El entrenador de los portugueses Paulo Bento tenía al final una cara de derrota.

“El empate no es bueno para nosotros”, manifestó. “Estamos en una situación complicada. Hicimos un último esfuerzo final para empatar”.

En realidad, Estados Unidos jugó un gran encuentro. Puso el corazón en cancha, la inteligencia y el talento. Luego de un inicio difícil por la presión portuguesa y algunas jugadas electrizantes de Ronaldo, los estadounidenses le fueron tomando el pulso a la batalla.

Los dirigidos por Klinsmann sumaron a sus virtudes una gran disciplina, siempre estuvieron bien organizados y eligieron la banda derecha para penetrar en la defensiva lusa.

Pese al calor, y sobre todo a la humedad, el partido tuvo un ritmo muy fuerte, fue limpio en general y con muchas acciones llenas de emoción. Estados Unidos y Portugal perdieron varias oportunidades de anotar.

El resultado final no es justo porque Estados Unidos hizo un mejor trabajo en la cancha. Pero en el fútbol los resultados no se merecen sino que tenen que conseguirse.

  Comentarios