Deportes

Estados Unidos y Alemania descartan arreglo

El entrenador Jurgen Klinsmann descartó de manera tajante que vaya a ponerse de acuerdo con su colega de Alemania Joachim Low, quien fue su asistente, para conseguir un empate y que ambas selecciones se clasifiquen a octavos de final del Mundial de Brasil 2014.

Ambas escuadras igualan el primer puesto del Grupo ‘de la Muerte’ (G) con cuatro unidades, y les bastará un empate el jueves en el Arena Pernanbuco para avanzar a segunda ronda y eliminar a Portugal y Ghana, quienes tienen un punto cada uno y se enfrentarán el mismo día en el estadio Mane Garrincha en Brasilia.

También los jugadores estadounidenses negaron cualquier especulación para el choque contra Alemania, y recordaron algunos antecedentes como cuando el equipo ya estaba clasificado y salió a ganar y clasificó a Honduras con un empate con Costa Rica en el 2009, y a México con una victoria sobre Panamá en el 2013.

“Soy muy amigo con Jogi [Low], pero él hace su trabajo y yo el mío”, explicó Klinsmann. “No es el momento para hacer llamadas amistosas, ahora es un asunto de negocios”.

A Klinsmann le recordaron que en España 1982, un triunfo de Alemania por uno o dos goles sobre Austria clasificaría a ambos equipos y eliminaría a Argelia. Los germanos vencieron 1-0 y se clasificaron con Austria, en un partido que tras el gol alemán a los 10 minutos de juego no hubo más acción.

“Eso ocurrió hace décadas y es parte de la historia de Alemania y no de Estados Unidos”, comentó Klinsmann. “Estados Unidos es conocido por darlo todo en cada partido, sino México no estaría en el Mundial. Vamos a ir a Recife con mucha ambición y confianza para vencer a Alemania. Esas es nuestra meta. Haremos un buen partido”.

Los jugadores de EEUU también piensan lo mismo.

“Un empate nos clasificará a ambos”, dijo Jermaine Jones, quien anotó el primer gol estadounidense contra Portugal, en el empate 2-2 el domingo en Manaos. “Pero debemos tratar de ganar el partido”.

El veterano mediocampista Michael Bradley apeló a la memoria para referirse a la integridad del escuadrón de las barras y las estrellas.

“Cuando uno mira la historia de este equipo se da cuenta que siempre salimos a ganar, ya sea contra Costa Rica en el RFK Stadium en el 2009 cuando ya estábamos clasificados o el año pasado en Panamá”, expresó Bradley. “Este es un equipo que toma con mucho orgullo entrar a la cancha y representar al país”.

Los alemanes tampoco quieren verse involucrados en una actitud que defraude a los aficionados.

“Sería antideportivo e injusto hacer eso y, además, queremos ganar ese partido”, confesó el defensa Mats Hummels. “Nunca íremos a buscar otra cosa que no sea la victoria”.

Estados Unidos tiene el destino en sus propias manos y con cuatro unidades en su bolsillo puede hacer un esfuerzo extra ante los favoritos alemanes y asegurar su clasificación.

  Comentarios