Deportes

México derrota a Croacia y va contra Holanda

El único hombre en la historia de los mundiales que capitaneó a su selección en cuatro ediciones, Rafa Márquez, encaminó a México a una impresionante victoria 3-1 sobre Croacia, el lunes en la Arena Pernanbuco en Recife, y le permitió al Tri avanzar a octavos de final, en donde enfrentará a Holanda el próximo domingo en Fortaleza.

Para México era un asunto de matar o morir en el Mundial de Brasil 2014 y, finalmente, sobrevivió con grandeza gracias al primer gol del partido logrado por Márquez (72’) y a la asistencia que le hizo a Javier “Chicharito” Hernández (82’) para que anotara el tercero del Tri. Antes había marcado Andrés Guardado (75’). Por Croacia descontó Ivan Perisic (87’) cuando el partido estaba decidido.

Márquez trató de repartir los méritos de la conquista mexicana entre los integrantes de la selección.

“Todos tenemos la misma mentalidad de querer hacer historia, de esforzarse y ayudar al compañero”, afirmó el gran capitán luego de terminado el encuentro. “Es un trabajo en conjunto. Nos hemos propuesto hacer cosas importantes”.

En verdad fue muy importante el éxito del Tri porque superó a una Croacia llena de astros, con sus 11 titulares que militan en el extranjero en algunos de los mejores clubes del mundo, como Mario Mandzukic (Bayern Munich), Luka Modric (Real Madrid) e Ivan Rakitic (Barcelona).

La alegría de los mexicanos por el triunfo se vio reflejada en las redes sociales tan pronto terminó el partido, cuando aparecieron celebraciones que destacaron el hecho de que México cantaba en alta voz y con orgullo “Cielito Lindo”

“Faltan muchos días felices”, pronosticó el entrenador de México Miguel Herrera. “Hoy [lunes] es un día muy feliz por lo que los muchachos demostraron en la cancha”.

Herrera es uno de los artífices del buen momento del Tri. Tomó las riendas del seleccionado a fines del 2013, en uno de los peores momentos de su historia, cuando se había metido en el repechaje de la CONCACAF gracias a dos goles conseguidos en los últimos minutos por Estados Unidos para derrotar 3-2 a Panamá en las eliminatorias.

En la repesca, Herrera llamó de nuevo a la selección a Márquez y condujo a México a la clasificación al Mundial de Brasil con triunfos cómodos sobre Nueva Zelanda, el representante de Oceanía.

El lunes, Márquez volvió a ser el gran líder del equipo y eso lo reconoció el entrenador de Croacia Niko Kovac.

“El primer gol liquidó el partido”, afirmó el estratatega croata. “En la primera parte habíamos controlado la media cancha, pero en el segundo tiempo tuvimos que salir a buscar el triunfo y perdimos ese control. Después llegó el gol de Rafa Márquez y todo terminó. Después del gol de Márquez se nos hizo muy difícil porque teníamos que anotar dos goles para clasificar y nos abrimos en defensa y nos liquidaron de contragolpe”.

México había llegado al partido crucial del Grupo A con cuatro puntos, igualado en el liderato con el anfitrión Brasil, y Croacia tenía solo tres. Al Tri le bastaba solo un empate para avanzar a la siguiente ronda, y esa ventaja nunca la perdió de vista porque jugó con serenidad, aprovechó su trabajo con pelota parada y consiguió dos de sus tres goles producto de tiros de esquina frente a un equipo con hombres muy altos cuyo fuerte es precisamente sacar máximo provecho de las jugadas prefabricadas.

A todas esas virtudes, el Tri le puso enorme intensidad en cada acción y ese empuje le permitió avanzar por sexta vez consecutiva a la segunda ronda del Mundial.

Eso logró también se convirtió en una enorme frustración porque las cinco veces anteriores fue eliminado en octavos de final y desde entonces todos los mexicanos claman por un quinto partido en la Copa, hazaña que no se produce desde 1986 cuando fueron los anfitriones del Mundial por segunda vez.

“No se ha conseguido nada, todavía falta camino por recorrer”, aseguró Guardado. “Si perdemos el siguiente partido nos iremos con una gran decepción”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios