Deportes

LeBron se declara agente libre

Se veía venir. LeBron James ejerció la cláusula que le permite salirse del contrato para convertirse en agente libre sin restricciones y se desató la tormenta perfecta.

Después de caer en la Final de la NBA ante los Spurs de San Antonio, el delantero del Heat dejó entrever, durante la conferencia de prensa de final de temporada, la posibilidad de ir a la agencia libre, y este martes su agente Rich Paul confirmó la renuncia de James a la franquicia de Miami.

“Sólo quiero ganar y eso es todo lo que me importa”, dijo James en la despedida de la temporada. “Tener flexibilidad es lo que a todos nos gustaría”.

El jugador tenía pactado percibir $42.7 millones las dos próximas temporadas ($20.6 millones y $22.1 millones por cada una) y ahora puede sentarse a escuchar mejores ofertas, tanto económicas como deportivas.

Esto no indica que necesariamente James tenga que marcharse de Miami, ya que podría firmar un nuevo contrato con el Heat, aunque muchos equipos estarían encantados de darle lo que pidiera con tal de hacerse de sus servicios.

El 1 de julio se iniciarán las conversaciones, pero no será hasta el día 10 cuando James pueda estampar su firma, que lo comprometerá por los próximos años.

Si James decide quedarse podría firmar por otras cinco temporadas y $115 millones, pero si decidiese marcharse sería elegible para firmar por cuatro años y $86 millones.

La decisión de King James no tomó por sorpresa al presidente del Heat, Pat Riley, quien aún así espera retener a su estrella y armar un equipo a su alrededor.

“Se me informó esta mañana de sus intenciones. Esperábamos que LeBron optara ejercer sus derechos de ser agente libre, por lo que no nos tomó por sorpresa”, declaró Riley. “Estamos ansiosos por sentarnos con él y sus representantes para hablar de nuestro futuro”.

Con esta carta sobre la mesa el “mago” Riley ya puede comenzar el proceso de reconstrucción del Heat para la próxima temporada.

“Estamos preparados. Tenemos todo bien organizado y ahora depende de lo que se nos presente el 1º de julio”, comentó el presidente del equipo. “Contamos con una enorme flexibilidad y yo voy a hacer mi trabajo lo mejor que pueda”.

De este modo James es la segunda estrella de la NBA que opta por renunciar a su contrato en los últimos días, ya lo hizo este lunes el jugador de los Knicks Carmelo Anthony. Ambos tenían hasta el 30 de junio para anunciar sus intenciones, sin embargo prefirieron adelantarse unos días.

Algunas fuentes ya señalaron antes del inicio de las Finales de la NBA la intención de ambos jugadores de jugar juntos a partir de la próxima temporada e incluso se manejó la posibilidad de que eso fuese en la Capital del Sol.

Tras su regreso de vacaciones con su familia en Bahamas, el cuatro veces ganador del premio de Jugador Más Valioso se trasladó a su casa de Akron (Ohio) y desde allí, a través de su agente, decidió comunicarle su decisión al Heat.

Y es que uno de sus destinos probables es la vecina Cleveland. James ya jugó siete años con los Cavaliers, que cuentan con un buen armador Kyrie Irving y que pudieran seleccionar como número uno del draft al escolta Andrew Wiggins. Chicago, Houston, Dallas e incluso Los Angeles, serían otros de sus probables destinos.

Sin embargo el Heat pudiera ganar la partida siempre y cuando traiga más talento. Miami tiene una gran organización, el deseo de edificar una dinastía, no tiene impuestos federales y sobre todo más dinero para darle.

Las otras dos estrellas de Miami con opciones de cancelación anticipada, Dwyane Wade y Chris Bosh (quienes además comparten representante) aún no han revelado si van a unirse a James como agentes libres este verano, aunque parece que ellos quisieran permanecer en Miami.

Bosh y James dijeron la semana pasada que los tres se reunirían antes de decidir sus respectivos futuros, y se ha especulado que podrían tener que rehacer sus ofertas para mantener el “Big Three”.

“Como dije en la conferencia de la semana pasada, los jugadores tienen derecho a la agencia libre y cuando tienen esa oportunidad, el derecho a explorar sus opciones” comunicó Riley. “Las cuatro últimas temporadas han sido históricas y James, Wade, Bosh y Erik Spoelstra han llevado al Heat a una de las carreras más brillantes de la historia de la NBA”.

Pero luego de cuatro años maravillosos, de un modo u otro ha llegado la hora de hacer cambios.

“Por el momento, nos estamos preparando para las oportunidades en el draft y la agencia libre para así continuar con nuestro objetivo de ganar campeonatos de la NBA”, concluyó Riley.

James se encuentra en el tope de su carrera y no es de extrañar que quiera más dinero y títulos, por eso, si el Heat no quiere perderlo, tendrá que hilar fino para volverlo a tentar. De momento es él el que tiene el balón en sus manos.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios