Deportes

Gamboa, el Ciclón cubano que amenaza con barrer al hijo pródigo de Omaha

Yuriorkis Gamboa pudo tomar el camino más fácil, pero eligió un choque de trenes.

Luego un año de inactividad, el cubano se negó a aceptar una pelea de preparación y le indicó a su equipo que su primera opción siempre sería alguien con una corona, un rey al que pudiera retar y arrebatarle el título.

Gamboa se siente como campeón, pero necesita esa faja para ser reconocido como tal.

“La gente puede tener dudas, pero yo no y si Crawford espera tener una noche fácil conmigo, pensando en que estuve fuera, pues está equivocado’’, afirmó Gamboa, campeón olímpico de Atenas 2004. “Yo quería a Mike García, yo siempre quise medirme con un campeón y me he preparado para vencer al mejor de los mejores, porque siento que el mejor soy yo’’.

A pesar de más de un año de inactividad y de problemas dentro y fuera del ring, Gamboa –a quién se le conoce como El Ciclón- nunca dejó de entrenar como si tuviera una pelea importante cada día de su vida, y de hecho, así es que se cataloga a su choque contra Crawford por el título de las 135 libras de la Organización Mundial del Boxeo (OMB).

Tanto Crawford (23-0, 16 KO) como Gamboa (23-0, 16 KO) -nótese que el récord y el número de nocauts es idéntico- habían mostrado fuerte interés en medirse en algún momento entre fines de junio o principios de julio.

Entre sus éxitos, Crawford venció al conocido colombiano Breidis Prescott, pero su triunfo principal se produjo el 1 de marzo, cuando derrotó en Escocia al peligroso Ricky Burns, quien peleaba de local, por decisión unánime.

Por otra parte, Crawford estaría peleando delante de su público, pues el estadounidense es uno de los hijos favoritos de Omaha y aunque no posee la rapidez ni la pegada de Gamboa, es un excelente contragolpeador que sabe penetrar las defensas rivales.

“Yo no tengo problema en ir a su casa a pelear, pues en este punto de mi carrera no tengo nada que perder y hay que pelear donde sea'', agregó Gamboa. "Saldré a dar todo en el ring y me iré con la victoria''.

Este combate es el primero donde se disputa un título del orbe en la ciudad de Omaha en 42 años, cuando Joe Frazier defendió su corona pesada contra el retador Ron Stander en 1972.

El campeón olímpico antillano no sube al ring desde junio pasado, cuando venció por igual vía al colombiano Darley Pérez, lo cual ha preocupado mucho a sus seguidores que temen los efectos de la inactividad en el ring.

“La inactividad no será problema'', recalcó Gamboa. "Yo nunca me alejo del gimnasio y estoy siempre trabajando. Me siento bien y estoy listo para enfrentar este reto. Este sábado todos verán quién es el campeón de verdad. Quiero recuperar mi puesto importante entre los mejores boxeadores del momento’’.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios