Deportes

EEUU busca exorcizar a los Diablos Rojos

Estados Unidos sabe el potencial de Bélgica y estará muy alerta cuando lo enfrente el martes en Salvador, por la segunda ronda del Mundial de Brasil 2014.

El ganador de este choque tendrá como premio enfrentar el 5 de julio en Brasilia al vencedor del encuentro entre Argentina y Suiza.

“Ellos son un equipo de alto nivel, todo el mundo en Europa te lo puede decir”, dijo el arquero Tim Howard, quien juega con el Everton inglés, sobre los Diablos Rojos. “Ellos tienen un equipo fuerte, con muy buenos jugadores, rápidos, hábiles con la bola”.

En los tres partidos de la primera ronda recibieron apenas un gol y de penal. Su arquero es nada menos que Thibaut Courtois, quien fue uno de los pilares de las memorables campañas del Atlético Madrid en la temporada pasada.

“De seguro que queremos hacer un gran partido por nosotros, por nuestro país”, afirmó el veterano lateral de Estados Unidos DaMarcus Beasley. “Sería una paso enorme para el desarrollo del fútbol en EEUU si logramos pasar a Bélgica”.

La última vez que Estados Unidos superó los octavos de final fue en el Mundial de Surcorea y Japón 2002, cuando venció 2-0 a México y luego en cuartos de final cayó 1-0 contra Alemania, que luego sería el bicampeón.

La única vez que Estados Unidos y Bélgica se enfrentaron fue en el inicio de los mundiales en Uruguay 1930 y EEUU venció 3-0.

Bélgica cumplió su mejor actuación en los mundiales cuando llegó al cuarto lugar en México 1986, luego de haber caído en semifinales contra la Argentina de Maradona.

Ahora también Bélgica tiene un gran equipo, con figuras notables como su capitán Vincent Kompany, campeón de Inglaterra con el Manchester City. Kompany se encuentra lesionado en la ingle y está en duda para el martes.

También destacan el volante del Chelsea Eden Hazard, de quien el francés Zinedine Zidane dijo que es “el crack del futuro”; y el atacante Romelu Lukaku, entre otros.

Bélgica apenas anotó cuatro goles en tres partidos en la primera ronda y avanzó con récord perfecto y muchos cuestionan al equipo por su pobreza ofensiva.

“Si se me pide que produzca partidos electrizantes y que me vaya después de la etapa de grupos o ganar todos los partidos 1-0 y conquistar la Copa del Mundo, prefiero el 1-0. Eso está claro”, dijo el entrenador de los belgas, Marc Wilmots. “Estoy aquí para ser realista y no para agradar a los fanáticos en los estadios”.

Estados Unidos también anotó cuatro goles en el Grupo de la Muerte, aunque apenas empezado el primer partido que derrotó 2-1 a Ghana se lesionó Jozy Altidore, uno de los hombres clave del equipo y que ogligó al entrenador Junger Klinsmann a jugar solo con Clint Dempsey arriba y cinco mediocampistas. Es muy probable que el martes el delantero de Boca Ratón regrese a la escuadra. Con él se ganará peso ofensivo.

“Cada día Jozy da un paso hacia adelante”, expresó Klinsmann. “Somos optimistas en el sentido de que podamos contar con él este martes”.

  Comentarios