Deportes

Ramón Luis, una ventana al futuro del boxeo cubano en Miami

Entre un grupo de boxeadores cubanos establecidos, Ramón Luis es como una ventana al futuro dentro de la cartelera del 10 de julio que tendrá lugar en la Arena American Airlines y contará como protagonistas a Rancés Barthelemy y Argenis Méndez.

Medalla de plata en un Panamericano celebrado en Tijuana, el camagüeyano abandonó la delegación cubana a principios de mayo, cruzó la frontera y llegó a Miami.

Luis era un puntal del equipo Domadores que conquistó el primer puesto en la pasada Serie Mundial de Boxeo en Azerbaiján, y también se le conceptuaba como una de las grandes esperanzas olímpicas rumbo a Río de Janeiro 2016.

Su fuga se produjo luego de que el 12 de abril su compatriota Marcos Forestal abandonara una escuadra antillana en Salem, New Hampshire. De modo que el relevo del boxeo cubano en Estados Unidos está encontrando su relevo.

¿Cómo han sido tus primeros días en Miami?

“No puedo quejarme. Sé que he dado un paso fundamental en mi vida y he dejado una vida atrás, pero la gente me ha recibido muy bien y ahora que estoy tan cerca del debut, pues me siento mejor todavía’’.

¿Cuándo decidiste abandonar Cuba?

“Imagínate, desde los 16 años ya quería venir. No siempre se me dieron las cosas, e incluso pensaba quedarme en el mismo viaje donde Marcos se fue durante la Serie Mundial de Boxeo, pero no se me dio la oportunidad, pero siempre tuve en la mente llegar a este país’’.

Descríbeme ese momento en que sabes que te vas en México…

“En Cuba yo pensaba que se me haría difícil escapar, cuando me dan la noticia que voy al Panamericano en Tijuana. Y estando allí hablé con un entrenador que me había formado en la isla, Rider Palacio, quien me apoyó en mi decisión. Ya ahí me llené valor y salí para la frontera sin mirar atras, sin pensar en nada’’.

¿Por tu mente no pasó una gota de arrepentimiento?

“Tengo 22 años y sé muy bien lo que hago. Tal vez para quien toma una decisión así de manera repentina puede haber algún tipo de duda, pero yo que lo venía deseando toda una vida, pues nada me asusta’’.

¿No te asusta ni siquiera fracasar en el boxeo?

“No, vengo decidido a luchar por mi sueño de ser campeón. En Cuba uno vence adversidades y sé que la vida no es color de rosa en ninguna parte, pero siento que con mi juventud y mis habilidades voy a llegar muy lejos’’.

¿ Cómo ven la gente de la calle a los boxeadores cubanos fuera del país?

“Son héroes sin importar nada. La gente trata de seguirlos, de conocer de sus peleas, nunca han dejado ni dejarán de quererlos’’.

¿Qué quisieras demostrar este 10 de julio en tu debut?

“Me da tremenda alegría iniciar mi carrera profesional en Miami delante de tantos fanáticos latinos y cubanos. Eso me tiene muy motivado. Quiero presentarme de la mejor manera posible, con un triunfo. No sé quién será mi rival, pero sí que voy a ganar’’.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios