Deportes

Brasil: El Mundial más explosivo de la historia

El Mundial de Brasil 2014 se ha convertido en el más explosivo de toda la historia, según el Grupo de Estudio Técnico de la FIFA, y el que más goles ha producido desde México 1986.

El francés Gerard Houllier, integrante de ese grupo, dijo el miércoles que la Copa se juega a un ritmo demoledor y eso hace la diferencia con anteriores mundiales.

“Ahora se juega más rápido que nunca”, comentó Houllier, quien dirigió a la selección de Francia, Liverpool, Paris Saint Germain y Lyon, entre otros. “Además hay muchos buenos delanteros al mismo tiempo. Este hace que el fútbol de ataque se haya puesto de moda”.

La jefa de medios de la FIFA, Delia Fisher, expresó por su parte que hasta los octavos de final, Brasil 2014 tiene el más alto promedio de goles en los mundiales con 2.75 por partido desde 1986.

Se llevan anotados 154 goles en 56 partidos, con la participación de 32 selecciones.

En México 1986 fue el segundo Mundial en el que participaron 24 selecciones y como habían seis equipos menos se jugaron solo 44 partidos hasta el termino de los octavos de final.

Houllier explicó que el fútbol afinó algunos conceptos que permiten que se produzca esta positiva evolución.

“Hemos visto en Brasil en las dos primeras rondas que el hecho más notable es que se juega como equipo y no como individualidades”, explicó Houllier. “Un ejemplo claro de esto ocurrió durante el partido que Costa Rica eliminó a Grecia en octavos de final. Cuando fue expulsado Oscar Duarte, tres de sus compañeros fueron donde el entrenador Jorge Luis Pinto para ver que hacer”.

El exentrenador galo señaló que en Brasil 2014 se priorizan las respuestas colectivas, y por eso los buenos resultados.

Lo paradójico es que un buen desempeño en conjunto permite el que las individualidades rindan al máximo nivel.

Ahí están los casos de Colombia con James Rodríguez (5), Francia con Karim Benzema (3), Thomas Mueller (4) con Alemania y Robin Van Persie (3) y Arjen Robben (3) con Holanda, todos ellos en los lugares estelares de la tabla de goleadores.

Hay casos especiales, sin embargo, como los de Neymar (4) y Lionel Messi (4), quienes a pesar de que Brasil y Argentina no están jugando bien aparecen con su genio y hacen la diferencia.

La producción ofensiva pudo haber sido mayor si los equipos africanos, que llegaron a Brasil con muchas expectativas, hubieran cumplido mejor que en Sudáfrica 2010, donde al menos Ghana alcanzó los cuartos de final.

En esta oportunidad, la selección de Ghana se amotinó debido a dinero impago por su federación y Camerún fue acusado de arreglar partidos.

“Las selecciones africanas están muy comprometidas con el Mundial, pero no han podido responder”, dijo el nigeriano Sunday Oliseh, del grupo de estudio de la FIFA. “Pero las acusaciones contra Camerún no me parece que sean verdad”.

  Comentarios