Deportes

Clásico europeo en el Maracaná

Francia contra Alemania es un clásico por donde se le mire, y el viernes cuando ambas escuadras se enfrenten en el Maracaná por los cuartos de final del Mundial de Brasil 2014 reabrirán viejas historias.

La más impactante de todas ocurrió en el Mundial de España 1982 cuando ambos equipos disputaron en semifinales un partido memorable que duró 120 minutos de drama, con un 3-3 espectacular y una definición 5-4 por penales a favor de los germanos.

Luego, en 1986, también Alemania eliminó a Francia en semifinales.

“Mañana [viernes] escribiremos una nueva página de la historia”, pronosticó el entrenador de Francia Didier Deschamps, cuando le preguntaron por el dolor de esas eliminaciones seguidas en semifinales. “Trataremos de llevar las cosas de la mejor manera posible”.

La Francia de ahora no presta mucha atención a esas derrotas.

“Vivimos en el presente”, expresó el arquero galo Hugo Lloris, de 26 años de edad. “Hay una larga tradición entre ambos países, pero estaremos concentrados en este partido y en nuestra historia”.

Mientras, Alemania siempre se siente favorita y siempre va en busca de grandes logros.

En los últimos tres mundiales los germanos llegaron a semifinales y pasaron a la final en Surcorea-Japón 2002, cuando perdieron 2-0 contra Brasil. En el 2006 y 2010 se ubicaron en tercer lugar.

El estratega alemán Joachim Low arrastra algunas preocupaciones porque su equipo no es tan contundente como parecía, y luego de golear 4-0 a Portugal en gran demostración en su debut, solo pudo empatar 2-2 con Ghana y ganar por la mínima cuenta a Estados Unidos en la ronda de grupo, para luego vencer 2-1 a Argelia en octavos de final.

“No hemos estado muy regulares. Hemos comenzado muy bien y luego nos hemos enfrentado a equipos que no tenían nada que perder”, explicó Low. “Todavía no hicimos nuestro mejor partido”.

A la irregularidad, Low agrega una nueva preocupación: siete de sus jugadores sufrieron gripe.

En la conferencia de prensa del jueves por la tarde, Low, sin embargo, declaró que los afectados se habían recuperado.

“Hoy [jueves], ningún jugador tenía fiebre, todos han podido entrenar”, informó el técnico. “Esperamos que todos estén en forma y que su estado no empeore”.

Entre las buenas noticias se encuentra la recuperación de una lesión al muslo del delantero nacido en Polonia Lukas Podolski, ausente en la segunda ronda pero que podrá ser utilizado en el encuentro tan duro contra Francia.

  Comentarios