Deportes

Relevo y defensa fallan y los Marlins no pueden barrer a los Filis

La celebración adelantada del 4 de Julio no tuvo mucho de fiesta para los Marlins.

Poco antes de que el cielo de La Pequeña Habana se iluminara de fuegos artificiales, los peces caían derrotados el jueves en la noche 5-4 ante los Filis de Filadelfia al derrumbarse en la novena entrada.

Esta no es la manera en que los de Miami querían cerrar su estancia en casa antes de empezar este viernes una gira que los mantendrá alejados durante dos semanas y hasta después del Juego de las Estrellas.

“Claro que es frustrante, porque batallamos todo el tiempo, pero al final se nos escapó la victoria’’, expresó el mánager Mike Redmond. “Cuando tu abres la novena dándole una base por bolas al primer bateadordespués de eso todo es irrelevante’’.

Filadelfia, por su parte, puso fin a una espiral nefasta al cortar en seis una racha de fracasos, ayudados por una mala jugada de Donovan Solano en la segunda base y el segundo rescate malogrado de Steve Cishek en la temporada.

A tres outs de la barrida, los peces ganaban 4-3 cuando un batazo de Jimmy Rollins por segunda permitió que Tony Gwynn anotara la del empate y luego una conexión de Chase Utley, perfecto para doble play, no fue retenida a tiempo por Solano, permitiendo la carrera de la victoria.

Para los Marlins esta derrota es frustrante por haber marcado primero y por haber tenido la barrida en sus manos, algo que parecía posible cuando en la octava un batazo de Casey McGehee empató el choque a tres y Jeff Baker, en calidad de emergente, disparaba un triple para poner arriba a los locales.

Antes de esa entrada, Kyle Kendrick había lanzado en gran forma al punto de permitir dos carreras y seis hits en siete capítulos y estaba muy cerca de alcanzar su 13er triunfo contra los peces.

El abridor de los Marlins, Brad Hand, había estado mejor que Kendrick durante cinco episodios, pero en el sexto se complicó al permitir tres indiscutibles seguidos sin poder sacar un out hasta que Redmond decidió sacarlo.

“En sentido general estuvo bastante bien y ejecutó sus pitcheos’’, agregó Redmond. “Se metió en problemas, permitió algunos hits, pero nos dio todo lo que pudo’’.

Los Filis aprovecharon la oportunidad para tomar el mando de las acciones 3-2 con un doble de dos carreras de Cameron Rupp y una jugada de selección, que fueron las tres primeras anotaciones del club en 17 entradas.

Tan mal le había ido a la ofensiva de los visitantes que en su racha de seis derrotas habían anotado 12 veces para convertirse en el tercer peor club en todas las Mayores con corredores en posición anotadora (.267).

  Comentarios