Deportes

Neymar queda fuera tras fractura

Todo Brasil celebra a medias su clasificación a semifinales, mientras Colombia llora y se consuela por haber llegado tan lejos.

Una desagradable noticia empañó definitivamente la alegría del pase a semifinales del anfitrión de la Copa del Mundo 2014: Neymar, el alma del equipo brasileño, tiene una fractura en la tercera vértebra de la región lumbar y quedará fuera del resto de la Copa.

La lesión se produjo por un violento encuentro con el jugador del equipo colombiano Juan Zúñiga y forzó la salida inmediata de la cancha de Neymar –que daba continuas muestras de sentir un dolor intenso– rumbo al hospital.

Así, el anfitrión de la Copa del Mundo 2014 pasó los cuartos de final el viernes con una dramática victoria 2-1 sobre los cafeteros en vibrante partido en el Estadio Castelao de Fortaleza, en el Mundial de Brasil 2014.

Los auriverdes enfrentarán –esta vez sin su astro– el próximo 8 de julio en Belo Horizonte a Alemania, que venció 1-0 a Francia, en Maracaná, también el viernes.

El estelar delantero no necesitará ser operado, pero debe tener descanso e inmovilización y podría volver a jugar solo dentro de cuatro a seis semanas. La final del Mundial es el 13 de julio.

“Le hicimos una tomografía que reveló la fractura en la tercera vértebra en la región lumbar”, anunció el médico de la selección brasileña Rodrigo Lasmar.

“Todo el mundo sabía que Neymar iba a ser cazado”, afirmó el entrenador de Brasil, Luiz Felipe Scolari.

El periódico brasileño O Globo repitió también el concepto de Scolari y dijo en su edición online: Neymar fue cazado por los colombianos.

Zúñiga, por su parte, calificó la jugada sobre Neymar como una acción que estaba “en la temperatura del partido. No quise hacerle daño”.

Mientras el periódico deportivo brasileño Lance escribió: “Huérfanos de Neymar. Noticia triste para toda la nación brasileña después de clasificar a las semifinales”.

El atacante brasileño Hulk se mostró desconsolado.

“Es una noticia muy triste, no esperábamos esto. Estábamos alegres con la victoria”, expresó Hulk. “El rival no debió haberlo embestido de esa forma”.

El choque entre brasileños y colombianos fue de gran intensidad y fue resuelto para el equipo de casa por dos defensores, que anotaron los goles de Brasil, Thiago Silva (7’) y David Luiz (69’).

Para Thiago abrir el camino para la victoria de su escuadra fue como una reivindicación porque tras la victoria de su selección contra Chile había sido duramente criticado por aislarse del grupo en el momento de la definición de penales y haberse echado a llorar tras la victoria.

“Vivimos en esta Copa todas las emociones posibles”, comentó el capitán de los auriverdes. “Otros grandes deportistas brasileños como el automovilista Ayrton Senna y el basquetbolista Oscar Schmidt se entregaban en cuerpo y alma, y por eso lloraban. Conmigo no es diferente. Me emociono porque me entrego también en cuerpo y alma al equipo”.

En Colombia, las emociones también se desbordaron. Las escenas de su astro James Rodríguez llorando de manera desconsolada y del entrenador argentino de la selección cafetera José Pekerman saliendo con lágrimas de una entrevista también fueron imágenes muy conmovedoras.

“Lloro porque dejamos todo en el partido. Queríamos seguir”, exclamó James con la voz entrecortada. “Estamos tristes, pero orgullosos porque dejamos la piel. Los hombres también lloran”.

James descontó de penal para Colombia a los 80 minutos y de esta manera se consolidó en solitario como goleador del Mundial con seis anotaciones.

Mientras, Pekerman, quien condujo a Colombia a cuartos de final en una Copa del Mundo por primera vez en su historia, manifestó que su escuadra se va con la frente en alto.

“El equipo siempre estuvo presente, peleó cada pelota”, afirmó el estratega. “Colombia se siente orgullosa de su selección. Soñábamos todos juntos en llegar más lejos. James es una de las figuras del Mundial. Es una pena que nos tengamos que ir. [Y hablando para los medios colombianos, que transmitían la entrevista en directo a su país, exclamó] ¡Los quiero mucho! [Y echó a llorar y se fue...]”.

  Comentarios