Deportes

James se despide como líder goleador

Repleto de lágrimas e inconsolable, el máximo goleador del Mundial se va a casa.

James Rodríguez volvió a meter a Colombia en el partido contra Brasil marcando un tardío penal el viernes, pero no fue suficiente. El creativo entonces rompió a llorar después de que su equipo perdiera 2-1 en los cuartos de final.

"Estamos tristes, pero nos sentimos orgullosos porque lo dejamos todo ahí afuera", dijo Rodríguez. "Lo dimos todo por avanzar. Los hombres también lloran, sobre todo cuando te sientes así".

El defensor de Brasil, David Luiz, cuyo magnífico tiro libre resultó ser el gol decisivo, intentó consolar a Rodríguez poniendo su brazo alrededor del astro colombiano. Los jugadores intercambiaron camisetas y Luiz aplaudió a Rodríguez mientras caminaba lentamente hacia el túnel de vestuarios.

Antes de llegar, el entrenador de Colombia, José Pékerman le dio un abrazo.

"Intenté calmarlo porque merece felicitaciones enormes", dijo Pékerman.

A sus 22 años, Rodríguez se había convertido en el hombre más temido entre los fanáticos de Brasil. Sus seis goles son dos más de los que ha sumado el delantero Neymar con Brasil, y el penal convertido a los 80 minutos prendió una reacción tardía que tensó la afición de Fortaleza.

"Es un jugador excepcional, un gran talento, y tiene ambiciones," dijo Pékerman. "Trató de hacer lo mejor en un partido duro. Esta es una eliminación que deja a uno de los mejores jugadores del Mundial fuera del torneo".

Uno de sus goles contra Uruguay en la segunda ronda ha sido descrito como de los mejores del certamen, cuando controló con el pecho y empalmó de volea desde fuera del área, lejos del alcance del arquero.

Aunque Rodríguez no pudo repetir un momento de similar brillantez para igualar contra Brasil, se vieron destellos de su talento. En un partido con 54 faltas repartidas entre ambos equipos y muchas de ellas cometidas sobre él, todavía fue capaz de impulsar al equipo y, en ocasiones, superar sus defensores con facilidad.

Cuando Radamel Falcao fue descartado de la lista final de 23 convocados de Colombia al no poder recuperarse de una lesión seria de rodilla, muchos pensaron que el equipo sudamericano podría caer del torneo en la fase de grupos.

Pero ha surgido una nueva estrella colombiana y se esperan grandes cosas de él.

"Mostrará en el futuro que puede ser uno de los mejores", dijo Pékerman.

• A Colombia le costó mucho tiempo regresar a una Copa del Mundo, pero todo apunta a que llegó para quedarse. Pese a su derrota ante los anfitriones, el equipo de José Pekerman encandiló a propios y extraños, superó sus expectativas más optimistas y se va de Brasil instalado entre la elite, con un prometedor futuro gracias a sus jóvenes talentos.



La nueva cosecha colombiana sepultó los fantasmas de generaciones pasadas que nunca alcanzaron su potencial, dejó sus celebraciones coreográficas como una de las postales del Mundial y cuando pase el trago amargo del partido de cuartos de final en que la derrotaron tanto el empuje del local como los nervios, tendrá infinidad de motivos para sentirse optimista.

"Este equipo hizo mucho porque se valore el fútbol de Colombia, por mostrar algunos jugadores talentosos y porque compitió siempre con un espíritu importante", valoró el técnico José Pekerman tras la eliminación en una etapa inédita para la selección colombiana. "Demostró que venía a hacer un gran Mundial, no a conformarse con participar, me parece que es el hecho más importante que ha dejado esta selección".

Colombia en el camino encontró a un crack. El deslumbrante torneo de James Rodríguez, que apenas cumple los 23 años la víspera de la final y se despide goleador del Mundial con seis tantos, hace soñar con un ciclo virtuoso.

"Es un jugador excepcional que tiene un talento enorme y que tiene ambiciones", señaló Pekerman. "Sin duda va a demostrar en los tiempos venideros que puede ser uno de los mejores".

El '10' de Colombia acaparó los reflectores. "Va por muy buen camino, acordémonos que apenas tiene 22 años y que le falta mucho. En la carrera deportiva de James le falta mucho recorrido", comentó a The Associated Press Faustino Asprilla, el habilidoso ex futbolista de las selecciones de los 90 que fue uno de los primeros en advertir que el enlace del Mónaco puede ser el mejor futbolista colombiano de la historia.

El promedio de edad de los colombianos invita a creer. Un par de ilustres veteranos como Faryd Mondragón (43 años) y el infatigable capitán Mario Yepes (38) se despedirán del equipo, pero la mayoría del plantel es joven. Aparte de James, se destaca la precocidad del defensa Eder Álvarez Balante, campeón con el River Plate argentino, y Juan Quintero, el desequilibrante enganche del Porto que marcó un gol en la fase de grupos. Ambos tienen apenas 21 años.

"Esta selección es muy unida, es una familia y siempre lo ha demostrado dentro y fuera de la cancha", aseguró el portero David Ospina, que además es cuñado de James. "Queríamos seguir avanzando, mostramos cosas muy positivas y ahora hay que aprovecharlo y mirar para adelante, seguir aprovechando ese nivel, contamos con jugadores que tienen muy buen futuro".

Colombia no se va sólo con el goleador, sino también con el armador más efectivo, el escurridizo Juan Guillermo Cuadrado, que dio cuatro asistencias. "Sabemos que día a día nos tenemos que llenar de mucha más confianza y que estamos para grandes cosas", aseguró Cuadrado tras la eliminación.

"La Vespa", como apodan en Italia al mediocampista de 26 años de la Fiorentina por sus veloces arrancadas, también fue una grata revelación.

"Para aquellos que pensamos que todo equipo tiene que tener al menos un buen driblador, hoy Argentina tiene a Messi, Brasil tiene a Neymar y Colombia tiene a Juan Guillermo Cuadrado", dijo a AP Juan Carlos Osorio, el técnico campeón del fútbol colombiano con el Atlético Nacional.

Aparte de la experiencia mundialista del plantel, para las próximas grandes citas, como la Copa América de Chile en 2015 y la Copa América Centenario del 2016, Colombia recuperará a su artillero Radamel Falcao, que se encamina a ser el mayor anotador colombiano de la historia pero se perdió el torneo de Brasil por una lesión de rodilla.

"Colombia en la eliminatoria dependía mucho de Falcao en los goles, y hemos encontrado ahora que James ya no es tanto un volante de armado, un volante generador de juego, es más receptor que emisor, es más finalizador que elaborador, entonces yo creo que en eso ha crecido la selección", valoró Osorio, que al frente de Nacional ha ganado los tres últimos títulos de la liga local.

"Colombia está pasando por muy buen presente y tiene un promisorio futuro, porque aparte de los jugadores que hay en selección, en Colombia en el torneo doméstico hay jugadores que están emergiendo que seguramente van a llegar a equipos europeos, van a adquirir la madurez que tienen ahora muchos jugadores en nuestra selección y yo creo que van a seguir fortaleciendo el equipo nacional", añadió el entrenador.

Además de su cosecha de futbolistas, el buen ciclo de Colombia también se debe en gran medida al acierto de Pekerman y su experiencia frente a su natal Argentina, a la que dirigió en el Mundial de Alemania 2006.

"Pekerman le dio esa confianza que el futbolista colombiano necesitaba para demostrar que es muy bueno. Le devolvió esa confianza", valoró el "Tino" Asprilla.

La continuidad del estratega sería clave. Luis Bedoya, el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, ha dicho que el propio Pekerman pidió que el tema de su renovación se discutiera después del Mundial. El cuerpo técnico quiere un contrato más amplio que incluya el proceso con las selecciones juveniles, que fue la gran especialidad de Pekerman en Argentina, a la que llevó a varios títulos mundiales antes de tomar las riendas del equipo absoluto.

Cuando le preguntaron a Pekerman si le sorprendieron las coreográficas celebraciones de sus jugadores con pasos colectivos de salsa, el argentino recordó que está muy vinculado con Colombia, donde incluso nació una de sus hijas.

"Conozco muy bien Colombia porque he vivido muchos años en Colombia, he jugado futbol en Colombia....es una alegría, pero sincera, es una forma de comunicarse de los muchachos en algo que es un gol, tienen esa energía, me gusta, pero siempre con respeto, es como un abrazo, no debe molestar a nadie".

Que siga el director de la orquesta para que siga sonando la música.

  Comentarios