Deportes

Brasil empieza su ofensiva antes de chocar con Alemania

Brasil pidió formalmente a la FIFA que aplique al colombiano Juan Camilo Zúñiga, quien dejó fuera del Mundial a su astro máximo Neymar, el mismo castigo que dio al uruguayo Luis Suárez y también solicitó que limpiara las tarjetas amarillas a Thiago Silva para que pueda jugar contra Alemania, el martes en las semifinales del Mundial 2014.

La FIFA informó el domingo sobre el pedido de Brasil, hecho la noche del sábado.

Delia Fischer, jefe de medios de la entidad rectora del fútbol, dijo que desde el sábado el Comité Disciplinario viene evaluando los videos, el informe del árbitro y todas las pruebas que pueda conseguir para dar su veredicto sobre el caso.

Zúñiga entró con la rodilla levantada y le quebró a Neymar la tercera vertebra lumbar. El pedido de Brasil se basa en la violación de cuatro artículos del código disciplinario de la FIFA sobre agresión, violencia y comportamiento antideportivo.

El árbitro Carlos Vellasco Carballo no mostró tarjeta amarilla a Zúñiga, pero tampoco se la mostraron a Suárez cuando mordió al italiano Giorgio Chiellini y lo castigaron con nueve partidos de suspensión y cuatro meses fuera de toda actividad futbolística.

Respecto al caso de Thiago Silva, Brasil argumenta que el arquero colombiano David Ospina sacó el balón frente al defensa auriverde y que este pedido es solo por una ocasión extraordinaria.

Thiago Silva acumuló su segunda tarjeta amarilla el sábado contra Colombia y no podrá jugar el martes contra Alemania en las semifinales.

Ya Brasil vivió en el pasado la urgencia de reemplazar a un astro máximo. En el Mundial de 1962, Pelé se lesionó en el segundo partido y se perdió el resto de la Copa. Su lugar lo ocupó Amarildo, que fue decisivo en la conquista del entonces bicampeonato.

Ahora, Oscar también trata de ver el lado positivo de la salida de Neymar.

“Es cierto que sin Neymar vamos a perder en el uno contra uno”, reconoció el mediocampista. “Pero tendremos más espacio para el juego colectivo”.

Mientras, Bernard y Willian se perfilan como los posibles sustitutos de Neymar y el domingo hablaron con optimismo desde la Granja Comary, en Teresópolis, donde la Seleçao tiene su bunker.

“El peso siempre va a existir, pero tenemos la tranquilidad y madurez para sobreponernos en caso la oportunidad aparezca”, manifestó Bernard. “El equipo tiene que estar preparado para entrar a la cancha, dar lo mejor y responder a la responsabilidad”.

A Willian le preguntaron si podría convertirse en un nuevo Amarildo.

“Ya oí hablar algunas historias de Amarildo”, confesó Willian. “Nunca fui titular en la selección, pero estaré listo en el caso de que Felipao me necesite”.

Por su parte, el volante alemán Bastian Schweinsteiger mostró su entusiasmo por enfrentar al anfitrión.

“Más bonito hubiese sido jugar contra Brasil en la final”, comentó el volante. “Necesitamos concentración total para vencer. Por otro lado, debo decir que estamos muy tristes porque Neymar no puede jugar contra nosotros”.

  Comentarios