Deportes

Lucas Biglia tiene su gran oportunidad con Argentina

A diferencia de sus compañeros de la sub-20 campeona en Holanda-2005, entre ellos Lionel Messi, Pablo Zabaleta y Fernando Gago, el camino de Lucas Biglia al equipo mayor de Argentina estuvo plagado de obstáculos, hasta que Alejandro Sabella se jugó por él frente a Bélgica en cuartos.

Utilizado desde el inicio del Mundial para ingresar en los últimos minutos cuando era necesario preservar un resultado favorable, el técnico lo eligió de entrada en lugar de Gago para ayudar a Javier Mascherano en la batalla que dio el pase a semifinales a Argentina por primera vez en 24 años al ganar 1-0 a Bélgica.

Se trata de una merecida recompensa para este jugador de 28 años y conocido por su perfil bajo y humildad, que juega actualmente el Lazio de Italia y es oriundo de Mercedes, una ciudad tierra adentro en la extensa provincia de Buenos Aires.

Biglia se inició futbolísticamente en Argentinos Juniors, el club que vio nacer a un tal Diego Maradona y que es célebre por haber dado jugadores de enorme calidad técnica, como Fernando Redondo o Sergio Batista.

También pasó por Independiente, otro equipo reconocido por inculcar el buen trato de la pelota.

Su posición habitual es la de volante central, un puesto con mucha competencia en la selección argentina y dominado desde hace una década por el ‘Jefecito' Javier Mascherano.

Consciente de ese “potencial”, que hace por ejemplo que él o Gago tengan que jugar como un volante por derecha, Biglia ya calificaba de “sueño” el hecho de integrar la lista mundialista de 23 jugadores.

“La primera defensa arranca de los atacantes y el primer ataque arranca de los defensores. No es que la Argentina es un equipo en ataque y otro en defensa”, afirmaba en referencia a su disposición para ser rueda de auxilio donde fuese necesario.

Su firmeza en la marca, su buen manejo de la pelota y su orden táctico han sido reconocidos desde temprana edad por los seleccionadores argentinos, y su palmarés incluye la medalla de bronce en el Mundial sub-17 de Finlandia-2003.

En 2005 formó parte del plantel sub-20 que se coronó campeón del mundo en Holanda de la mano de Messi y que integraban además otros cuatro miembros de los 23 jugadores elegidos por Sabella para Brasil-2014: Zabaleta, Gago, Sergio Agüero y Ezequiel Garay.

Biglia firmó a mediados de 2006 con el Anderlecht belga, en una liga considerada de segundo nivel en el fútbol europeo, y sin dudas eso conspiró contra su carrera en la Albiceleste en los años siguientes.

Multicampeón de Bélgica con el equipo de la capital Bruselas, su transferencia a un grande de Europa fue un constante rumor en cada apertura del mercado de pases.

En el medio debutó con la selección mayor en febrero de 2011 de la mano de Batista en un amistoso contra Portugal y tuvo algunas oportunidades saliendo desde el banco en la Copa América disputada ese mismo año en su país.

A mediados de 2013, y tras una fuerte presión del jugador, fue vendido al Lazio de Roma por un monto estimado en 5,5 millones de euros, un cambio necesario para crecer en lo futbolístico.

El propio Biglia destacó en el búnker argentino de Cidade do Galo, cerca de Belo Horizonte, la importancia de “afianzarse” y “terminar un campeonato regular en un campeonato tan exigente como el italiano”.

Su ingreso en el once titular ante Bélgica, que podría repetirse en la semifinales contra Holanda el miércoles en Sao Paulo, es una demostración de la maduración que ha alcanzado.

  Comentarios